Ir al contenido principal

Dos submarinos nucleares británico y francés colisionaron hace dos semanas en el Atlántico


Un submarino nuclear británico y uno francés, con más de 240 tripulantes a bordo entre los dos, colisionaron en aguas del Atlántico a principios de febrero, confirmaron los Ministerios de Defensa de ambos países tras una noticia publicada por el diario "The Sun".

Por el momento se desconoce cómo se pudo producir el choque, pese a la moderna tecnología con que estaban equipados. Ambos submarinos, de 150 metros de longitud, iban a una velocidad reducida en el momento de la colisión. El ministerio francés había hablado en un principio de un choque contra un buque de carga.

Según "The Sun", el británico "HMS Vanguard" y el francés "Triomphant", con 16 cabezas nucleares respectivamente, realizaban misiones diferentes en el Atlántico cuando se produjo el choque, que tuvo lugar el 3 ó el 4 de febrero.

La colisión causó daños materiales en los submarinos, pero sus unidades de propulsión nucleares y los misiles que portaban permanecieron indemnes, y la tripulación resultó ilesa.

Fuentes de la marina británica señalan que, aunque era poco probable que el choque desencadenara una explosión nuclear, sus posibles consecuencias son "impensables".

"Podría haberse producido un escape radiactivo. O peor, podríamos haber perdido a la tripulación y las cabezas nucleares. Eso habría sido un desastre nacional", añadió la fuente.

Ambos submarinos estaban equipados con tecnología sonar ultramoderana, pero también llevaban incorporada tecnología antisonar, lo que podría haber causado que no se detectaran.

Tras la colisión, el Triomphant continuó su periplo hacia Brest, según informa "Le Point", mientras que el HMS Vanguard fue remolcado al puerto escocés de Faslane, desde donde partió. Tanto Francia como Reino Unido han abierto una investigación sobre el accidente.

fuente: La Vanguardia.

imagenes: 1 (Fotografía sin fecha cedida por la Marina Francesa del submarino nuclear Le Triomphant, en alta mar /EFE /Marine Nationale) 2 (Imagen de archivo fechada en 1992 del 'HMS Vanguard', en Holy Loch, Escocia / AP / Chris Bacon).


Vaya vaya... !

esperando los S-80...

tengo curiosidad por saber que se siente navegando en un submarino...


*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…