sábado, 25 de abril de 2009

La "Victoria" de vuelta a casa...

Relato del domingo día 19 de abril de 2009.

"Llegamos a Catania el miércoles 15, a las 9.30 de la mañana atracando en el muelle “Spongere Centrale” de Catania. La ciudad nos recibió con un día soleado, cielo despejado, viento de poniente y temperatura agradable.

Como es habitual al recalar en puerto, el primer día se dedicó al aprovisionamiento del buque. Durante la mañana se efectuó relleno de combustible y agua potable; además desembarcamos basuras. A las 10.30 habíamos finalizado la carga de víveres. Enseguida se tocó salida de francos para que todo el mundo pudiera salir a disfrutar de un merecido descanso.

Catania y la isla de Sicilia nos ofrecieron muchas posibilidades para el ocio y descanso de la dotación. El puerto se encontraba dentro de la ciudad lo que facilitó el desplazamiento. Además la cualidad de ciudad europea nos brindó amplias ofertas culturales, gastronómicas y de compras.

El día de llegada tuvo lugar una comida a bordo del Sr. Comandante con la Cónsul honoraria de España en Catania, Doña Concetta Bufardeci. A ella acudió el Segundo Comandante, el CC Martín Pueyo, Jefe de la ( UNAEMB ) y la Mro. Rocío Herrera, evacuada en enero por razones médicas a esta ciudad italiana, cuando nos encontrábamos de tránsito hacia zona de operaciones.

El día 17 parte de la dotación realizó una excursión al Volcán Etna y a la ciudad de Taormina. En ella destacaba el teatro griego, no solo por su importancia que se evidencia por el posterior uso que continuaron los romanos, sino también por la panorámica de la bahía de Naxos y el Etna al fondo, que hacen del Teatro de Taormina una de las postales más recurrentes de Sicilia. Además, paseando por las calles de Taormina, nos encontramos con reminiscencias de su pertenencia a la corona de Aragón.

En la madrugada ya del día 18, la mujer del Marinero John Henry García dio a luz a una niña. Fue una espera larga, durante la cual estuvo acompañado y arropado por sus compañeros.

A las 10.30 del sábado día 18 se tocó babor y estribor de guardia para la salida a la mar desde el atraque de poniente del “Spongere Centrale”. En la salida tuvimos viento flojo del NNE, horizontes tomados, cielo parcialmente cubierto y estado de la mar rizada. En la derrota cruzamos el estrecho de Messina, de menos longitud que el de Gibraltar y de gran belleza porque se observa las dos costas, en un lado, la ciudad que da nombre al accidente geográfico y en el otro, Reggio Calabria, en la península itálica. Al alcanzar el dispositivo de separación del estrecho arrecia el viento a fresco rolando a sureste en las proximidades de la Isla Vulcano, al norte de Sicilia.

El domingo día 19 continuamos navegando por el Mediterráneo en demanda de Rota, con viento flojito del norte, mar rizada, buena visibilidad y temperatura agradable, 15º.

Por la tarde, los Marineros Tatiana Bravo, José Luís Torres e Ignacio Canales fueron felicitados por su cumpleaños y obsequiados con un pequeño detalle por el Sr. Comandante.

Cuando se reciban estas últimas letras de la Fragata Victoria en la Operación Atalanta, faltarán unas horas para llegar a Rota y encontrarnos con nuestra familia y amigos. El ánimo de la dotación es de gran alegría como es de suponer, volvemos a España después de haber vivido una gran experiencia profesional y personal."

Fuente: Armada española, vida a bordo.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada