viernes, 19 de junio de 2009

Un autogiro pilotado por el teniente coronel Roselló unirá Canarias y la Península en un vuelo sin escalas.

Dos años después, el Proyecto Canarias 2009 tratará la próxima semana de alcanzar mediante unas diez horas ininterrumpidas de vuelo en autogiro los 1.311 kilómetros que separan la Base Naval de Rota (Cádiz) del archipiélago canario. El autogiro es un aparato que, está a medio camino entre el helicóptero y el avión. El teniente coronel Roselló rinde homenaje al autor de la mayor aportación española al desarrollo de la aeronáutica, Juan de la Cierva, cuyo primer autogiro partió precisamente de la Base de Getafe en 1923.

A bordo del ELA 07S, el piloto del Ejército del Aire Fernando Roselló intentará así hacerse con el récord Guinness de mayor distancia recorrida en un autogiro, que hasta ahora está fijada en 1.269 kilómetros. Le seguirá en todo momento un avión del SAR (Servicio de Busqueda y Rescate del Ejército del Aire) y contará con el apoyo de un helicóptero en la isla de Lanzarote, también del SAR.

Durante la presentación del proyecto en la Base Aérea de Getafe, el día 18 de junio, Roselló, que también aspira a conseguir el récord de la Federación Aeronáutica Internacional (FAI), ha explicado que partirá el próximo 23 de junio de Rota rumbo a Lanzarote, si las condiciones meteorológicas lo permiten.

Unas condiciones que, para hacer posible el vuelo, deben como mínimo pronosticar un viento Alisio moderado.

Previamente, el 21 se dirigirá desde la Base Aérea de Cuatro Vientos (Madrid) hasta la Base Naval de Rota, desde donde dos días después volverá a tomar su autogiro monoplaza para volar durante diez horas ininterrumpidas hasta Lanzarote o, si el aparato mantiene autonomía y el viento lo permite, continuar a Fuerteventura.

A diferencia del Proyecto Canarias 2007, que supuso el primer vuelo al archipiélago y que se prolongó durante un mes, con paradas en diversos puntos de la geografía española y marroquí, el trayecto se hará sin escalas.

Esto es posible gracias a las mejoras del aparato, en el que se ha suprimido el asiento del copiloto para añadirle otro depósito de combustible, que le otorgará una autonomía mayor.

El teniente coronel Roselló, quien ha estimado la duración de su viaje en unas 9 ó 10 horas y que podrá alcanzar los 140 kilómetros por hora, ha señalado además que su vehículo portará un motor atmosférico, más ligero que el turbo.

Y es que, en este trayecto de 1.311 kilómetros, el aparato no puede superar los 500 kilos de peso.

La mayor dificultad con la que se encontrará es el volar sobre el agua, aunque en el camino contará con campos alternativos en caso de problema, excepto si se para el motor, lo cual no le permitiría acercarse a ningún punto de tierra.

También portará para casos de emergencia una balsa y una baliza, que emite vía satélite la posición del autogiro, lo cual hace posible que el viaje del piloto pueda verse en tiempo real a través de internet.

fuente: Ejército del Aire.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada