lunes, 21 de septiembre de 2009

70 militares salen hacia Kabul para asumir la gestión del aeropuerto.

Un contingente integrado por 66 militares y 4 guardias civiles parte este lunes hacia Kabul para asumir a partir del 1 de octubre la dirección y gestión del aeropuerto de la capital afgana, que el pasado 8 de septiembre sufrió un atentado suicida con víctimas mortales.

Los militares españoles, mayoritariamente del Ejército del Aire, estarán desplazados durante un periodo de siete meses, cumpliendo así el plan de rotaciones establecido por la OTAN.

El 15 de junio de 2006, las naciones que contribuyen con tropas a la ISAF (misión de la Alianza Atlántica en Afganistán) acordaron relevarse periódicamente en la responsabilidad de cobertura de ciertas necesidades específicas, como es el caso de la dirección y gestión de la seguridad del Aeropuerto Internacional de Kabul.

Según el plan de rotaciones establecido por la OTAN, el 1 de octubre España relevará a Polonia. El Congreso autorizó el envío de este contingente el pasado 17 de junio.

España asume esta responsabilidad en un momento difícil, por el aumento del tráfico aéreo en Afganistán debido al proceso electoral y el recrudecimiento de la violencia.

En el ataque de hace dos semanas perpetrado con un coche bomba frente a la base militar de la OTAN, instalada en el aeropuerto internacional de Kabul, murieron tres personas y 10 resultaron heridas. Cuatro días antes, el 4 de septiembre, casi un centenar de personas morían en el país a consecuencia de un bombardeo de la OTAN.

Otra prueba de la violencia que vive el país llegaba el pasado jueves, cuando un grupo talibán, en una ofensiva dirigida contra un convoy de la OTAN en Kabul, mató al menos a 16 personas, entre ellas seis soldados italianos cuyos féretros han llegado este domingo a Roma. El sábado, otro militar danés de la ISAF moría en un tiroteo contra miembros de la insurgencia.

Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad afganas y las tropas internacionales desplegadas en el país centroasiático son frecuentes, especialmente en las provincias del sur y este afganos.

El aeropuerto de Kabul ya sufrió otro atentado suicida en agosto del 2007. En él murieron dos personas y 10 resultaron heridas, entre ellas cinco soldados de la OTAN. Además, se han registrado varios ataques en las carreteras que unen la capital y el aeropuerto internacional, que ha sido reconstruido tras la invasión estadounidense del 2001. El año pasado se inauguró una nueva terminal.

Los 70 militares que se desplazan a Kabul se sumarán a los 778 que integran de forma permanente la misión española encuadrada en la operación ISAF de Naciones Unidas y a los 450 que forman el batallón electoral. Al frente del contingente español va el coronel Rubén García Servet, hasta ahora director de la Academia General del Aire (AGA).

fuente: rtve.es

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada