lunes, 7 de septiembre de 2009

El TEAR consuma la disolución de la Unidad de Operaciones Especiales.

El Tercio de la Armada ha consumado la disolución de la Unidad de Operaciones Especiales (UOE), cuerpo de elite de la Infantería de Marina que desde el 1 de julio ha pasado a formar parte de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE), creada por el Ministerio de Defensa y asentada en la base naval de La Algameca, en Cartagena.

La nueva unidad, que integra también a otras unidades de la Armada como la Unidad de Buceadores de Combate, ya está en funcionamiento y el traslado de los efectivos procedentes del TEAR -no se marchan todos los que pertenecían a la UOE, formada por medio centenar de infantes de marina, pero sí una parte, algunos de ellos con carácter forzoso- se terminará de llevar a cabo tras el verano.

Del mismo modo, el TEAR ha puesto ya en marcha la nueva Unidad de Reconocimiento de la Brigada de Infantería de Marina (URECON), cuerpo que vendrá a suplir la desaparición de la UOE, aunque con unas funciones bien distintas de las que tenía asignadas la fuerza de elite, para la que además era necesaria la realización de un curso de capacitación en operaciones especiales que ahora, para la nueva unidad, no se exige.

Esta Unidad de Reconocimiento fue creada por el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA) Manuel Rebollo García, mediante la resolución dictada el pasado 23 de abril, para completar la puesta en marcha de la Fuerza de Guerra Naval Especial y el proceso de transformación orgánica de la Armada desarrollado por Defensa para hacerla más funcional y operativa al aunar bajo un mismo mando las capacidades operativas de estos cuerpos de elite.

La resolución del Ajema encuadra la nueva Unidad de Reconocimiento en la Brigada de Infantería de Marina -donde también se incluían las operaciones especiales-, sitúa su base en San Fernando y le asigna como función "integrar la capacidad de reconocimiento de la Brigada de Infantería de Marina".

Un destacado número de la Unidad de Operaciones Especiales -muchos de ellos, militares asentados en la ciudad- ha optado por quedarse en el Tercio de la Armada y ha pasado a formar parte de esta nueva unidad. El pasado 25 de junio, el Boletín Oficial de Defensa (BOD) publicó la relación de personal que voluntariamente pasaba a formar parte de la Unidad de Reconocimiento de la Brigada de Infantería de Marina. De un total de 20, 16 procedían de la extinta UOE.

La nueva Unidad de Reconocimiento coexistirá con las secciones de reconocimiento (SERECO) que forman parte de los tres batallones de desembarco del TEAR.

La disolución de la Unidad de Operaciones Especiales de la Infantería de Marina ante la creación en Cartagena de la nueva fuerza de la Armada desató a principios del pasado mes de junio una auténtica tormenta política que se prolongó durante varias semanas al oponerse PA y PP a la desaparición de una nueva unidad de la Armada asentada en la localidad. El rechazo incidía en el descontento local ante la progresiva desaparición de instalaciones militares que La Isla ha sufrido a lo largo de la última década, una proceso con nefastas consecuencias económicas.

La portavoz del PP, María del Carmen Pedemonte, no dudó en recordar las críticas que sufrió su partido durante todo 2002, cuando se anunció el traslado de la ya desaparecida Escuela de Infantería de Marina, una decisión que le costó la declaración de persona non grata al entonces ministro de Defensa, Federico Trillo.

Por otro lado, el PSOE -encabezado por la parlamentaria Mamen Sánchez y la senadora isleña María Jesús Castro- se encargaron de replicar a las críticas lanzadas desde el Bipartito al recordar el traslado a San Fernando de la Comandancia General de Infantería de Marina. Además -arguyó entonces Castro- la marcha de la UOE se suplirá con la creación de una nueva unidad (la de reconocimiento o URECON), aunque más reducida.

fuente: Diario de Cádiz (link no disponible).

A modo de despedida...

"EN LA UOE ENTRA QUIEN PUEDE Y NO QUIEN QUIERE"

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada