martes, 20 de octubre de 2009

EL PROGRAMA DE DISEÑO DEL COMBATIENTE DEL FUTURO AFRONTA SU RECTA FINAL.


La configuración final del Combatiente del Futuro (COMFUT) terminará de definirse en la fase de desarrollo del programa de diseño que afronta su recta final.

Durante esta etapa se llevarán a cabo las adaptaciones y mejoras necesarias con las lecciones aprendidas en las pruebas de usuario realizadas en 2008 y 2009 en el Campo de Maniobras y Tiro "Los Alijares" de la Academia de Infantería de Toledo. Dos pelotones de soldados de Infantería han sido los encargados de comprobar el comportamiento de los equipos, ofreciendo las claves necesarias para su optimización, que una vez conseguida, dará paso a la fase de producción de la preserie, y a continuación, a la producción en serie.

Con ello se culminará un programa que arrancó en 2006 con la selección de EADS como empresa adjudicataria del concurso de la fase de diseño y desarrollo. Su objetivo es el de aumentar la eficacia y protección de los soldados españoles mediante la incorporación de una serie de sistemas específicos e innovaciones técnicas, entre los que destaca el gran "cerebro" del sistema: el Sistema de Información y Comunicaciones (SIC).

La novedad principal del SIC es que permite el enlace inalámbrico entre el pelotón y los miembros de la sección mediante una malla "mesh" inalámbrica parecida al WIMAX que pronto sustituirá al WIFI para conectarse a Internet. En esta red se integra un sistema de información geográfica con mapas, fotos satélite, GPS y hasta un servicio de mensajería similar a los SMS de los teléfonos móviles. A esto se une el Interfaz Hombre-Máquina (IHM) con su visor en el casco que ofrece imágenes sobreimpresas, la botonera de control o la PDA.

Todo ello permitirá que el COMFUT sea consciente en cada momento de la situación en la que se encuentra con un mapa de la zona en la que se está operando, con los desniveles y accidentes naturales del terreno, de su posición en el campo de batalla, la de sus compañeros, la de sus enemigos y la de todos los elementos implicados, desde los edificios a los carros de combate o los helicópteros, cada uno identificado con un símbolo propio.

Un nuevo traje para una mejor protección

El soldado del futuro debe ser capaz de desenvolverse en cualquier tipo de ambiente, de día y de noche, con frío o con calor, y en este aspecto resulta clave el traje que utilice. Por eso se ha procurado que el del COMFUT resulte fresco en situaciones de altas temperaturas pero capaz de conservar el calor del cuerpo cuando se tengan que pasar muchas horas a la intemperie.

Debajo del traje, el soldado llevará unos sensores que enviarán al ordenador del jefe del pelotón toda la información sobre su salud, fatiga o en su caso, su fallecimiento. En este caso, el sistema se apagaría inmediatamente para no dar información al enemigo. Una capa reducirá su firma térmica y un tejido especial protegerá al soldado de las cámaras térmicas.

Pero el elemento fundamental, además del nuevo casco, será el chaleco de protección integrado por placas rígidas, manguitos, coderas, rodilleras, protección pélvica y de cuello, y donde irán insertados todos los elementos de supervivencia y tecnológicos, además de la mochila, que perderá las asas para engancharse al propio chaleco, lo que permitirá más movilidad al soldado. El chaleco tendrá un sistema de suelta rápida pensado para que los soldados puedan quitárselo en pocos segundos en caso de necesidad si, por ejemplo, cayesen en un río y necesitasen aligerar el peso.

Otra novedad destacada es el sistema optrónico del arma, denominado Sistema de Eficacia de Fuego, que permitirá al combatiente detectar al enemigo por el calor de su cuerpo gracias a la cámara térmica, y el puntero láser le ayudará a designar objetivos sin necesidad de encarar directamente al enemigo, pudiendo apuntar gracias al visor colocado ante sus ojos. Contará además con una cámara diurna, intensificador de luz y brújula digital.

Para mantener activos todos estos sistemas, las baterías de litio-ion y litio primario constituirán la principal fuente de energía del COMFUT. Alimentarán en particular la cámara de visión nocturna, la radio y el visor del arma, garantizando la seguridad de los soldados en labores de identificación, localización, comunicación y disuasión.

Todo este equipamiento para lograr que el combatiente del futuro aumente su seguridad y confort, pudiendo operar de día o noche y en cualquier condición meteorológica.

fuente: Ejército de Tierra.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada