lunes, 30 de noviembre de 2009

Exculpados dos cabos que exigieron blindados en Afganistán.

A principios de mayo, dos cabos destinados en Salamanca y desplazados a Afganistán se negaron a llevar un camión táctico Vempar desde la base española de Herat. Alegaron que el vehículo no estaba blindado, que no tenía la protección suficiente para circular con seguridad por el país asiático.

El juez militar abrió un proceso penal por desobediencia y el fiscal pidió prisión. Ahora esa decisión se ha deshecho. El Juzgado Togado Militar número 12, informó ayer Efe, reclamó a una instancia superior, el Tribunal Territorial Militar, que archive la causa incoada a los dos militares.

En su auto, el juez valora que la orden que se dio a los cabos no fue "taxativa". Es decir, los superiores de los dos cabos tenían que haberles trasladado la consigna de forma que "no les quedara la menor duda de que no existía margen de discrecionalidad".

Otro hecho juega a favor de los dos militares: cuando los mandos se reunieron con sus subordinados para explicarles la misión, hubo algunos soldados que se ofrecieron voluntarios y otros que dijeron cumplir el cometido "si se les ordenaba". Vistos los hechos, el juez concluye que no cabe imputarles delito de desobediencia alguno. El letrado de los cabos había alegado que la orden contradecía otra anterior, que exigía blindaje a los vehículos que salieran de la base.

fuente: Público.es

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada