miércoles, 18 de noviembre de 2009

La «operación Atalanta» pensó enviar un submarino español a Somalia para «espiar» a los piratas.

La «operación Atalanta», que trata de luchar contra la piratería en el océano Índico, se planteó en los meses previos al comienzo de la misión el envío de un submarino español a la zona para realizar labores de inteligencia. El sumergible serviría para interceptar las conversaciones de los piratas y mantener un seguimiento de la flota corsaria mientras el resto de buques realizaban escoltas y protección a distancia, pero la idea se desechó muy pronto al carecer la zona de una infraetructura logística para este tipo de arma.

En el caso de los submarinos españoles, además, sus condiciones actuales hacen poco viable el despliegue en una zona como esa, dado que la temperatura del agua no permitiría el funcionamiento de su sistema de refrigerado. Eso, a la espera de que los actuales S-70 sean sustituidos por la versión más moderna, el S-80, que no entrará en servicio hasta 2011.
Mientras tanto, en Bruselas se debatirá hoy de nuevo acerca de la «operación Atalanta». Los ministros de Defensa y Exteriores de la Unión Europea analizarán la propuesta de la ministra de Defensa, Carme Chacón, de controlar los puertos desde los que salen los barcos nodriza de los piratas y la persecución de estos mismos navíos. El responsable de la misión europea contra la piratería en Somalia, el contraalmirante Peter Hudson, aseguró ayer que estudiará «atentamente» las propuestas españolas. Hudson aseguró que analizará «cuidadosamente» con los mandos militares de la UE en Bruselas y en su cuartel general de Northwood «para ver si se pueden incorporar esas sugerencias a nuestra planificación». Aún así, advirtió de que la costa somalí tiene 2.000 kilómetros de largo y los piratas operan a todo lo largo de ella, y no sólo de los tres principales puertos en que concentran su actividad.


«Poco antes de Navidad»
El presidente de Interatún –plataforma integrada por armadores de buques atuneros e industrias conserveras–, José Manuel Vieites, aseguró ayer que el secuestro del «Alakrana» «no tiene fácil solución» y expresó su temor de que la liberación de sus 36 tripulantes no se produzca hasta «poco antes» de Navidad. «Con muchísima suerte a mediados de diciembre», estimó. Por otro lado, consideró que es pronto para evaluar la efectividad de los escoltas privados pero aseguró que los pescadores están más tranquilos desde su llegada a las Seychelles, informa Europa Press.

fuente: La razón.

IMAGEN DEL DÍA:

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada