jueves, 5 de noviembre de 2009

“No vale declarar que se va en son de paz cuando el oponente está en son de guerra”.

Pedro Pitarch, que en 2006 fue nombrado jefe de la Fuerza Terrestre en sustitución del general Mena, y en septiembre de 2007 fue designado para dirigir el Eurocuerpo, la más potente unidad militar europea, firma hoy una Tercera del diario ABC en la que analiza la situación en Afganistán y compara la situación en 2002 con la que hoy se registra en aquél país.

Actualmente, un contingente de más de 1.000 efectivos y con capacidad de combate (aunque “limitada en la práctica por su armamento y protección”), proporciona una base de apoyo avanzado y una fuerza de reacción para una región cuya extensión duplica la de Andalucía, tiene la responsabilidad directa de controlar la provincia de Badghid, protege a los cooperantes, entrena al ejército afgano…

Pero, sobre todo, existe “una nutrida oposición beligerante (talibán, señores y traficantes)”, con plena libertad de acción y conocimiento del terreno, que “ataca y hostiga por sorpresa a nuestras fuerzas”. Son grupos organizados, con “cierta capacidad de maniobra (coordinación de fuego y movimiento) y con una potencia de fuego incluso superior a la de nuestras unidades”, como se demostró en el ataque sufrido el 27 de agosto de 2008.

Pitarch afirma que, ante el incremento de peligro para nuestras tropas, hay que tomar medidas, porque los medios de protección pasiva no son suficientes. “Y tampoco vale simplemente declarar que se va en son de paz cuando el oponente está en son de guerra, o incluso el compañero de equipo hace la guerra en tu propio terreno de juego”.

Concluye que las operaciones que realiza ahora el contingente español “poco tienen que ver con las mantenimiento de paz de 2002”, y añade que “cuando las vidas de nuestros soldados están en riesgo” hay que ser muy rigurosos en el análisis de lo que pasa.

fuente: El Confidencial Digital.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada