viernes, 11 de diciembre de 2009

¡ El A400M realiza su esperado primer vuelo !

El A400M ha levantado por fin el vuelo después de saldar un sinfín de obstáculos financieros y políticos. Con tres años de retraso, y 15 minutos después de la hora prevista (10.15 horas), el nuevo avión de transporte militar ha replegado sus trenes de aterrizaje y ha despegado de las inmediaciones del aeropuerto de San Pablo, en Sevilla, por primera vez.

En este vuelo inaugural, el A400M ha despegado con una carga de 127 toneladas volando a 8.000 pies de altura por la zona Extremadura y Andalucía. En el interior, seis tripulantes, dos pilotos, uno de nacionalidad española y otro británico, acompañados de cuatro ingenieros franceses. El rey Don Juan Carlos, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y y la ministra de Defensa, Carme Chacón asistieron al aterrizaje del diseñado para reemplazar a los Hercules C-130 y Transall C-160 actualmente en servicio, duplicando la capacidad y volumen de ambas aeronaves.


El despegue del primer vuelo del avión de transporte militar A400M tuvo lugar esta el sábado con éxito a las 10.15 horas de la el sábado en la factoría sevillana de San Pablo, con un retraso de un cuarto de hora sobre la hora prevista. El aparato despegó con seis tripulantes a bordo, dos pilotos, uno de nacionalidad española y otro británico, acompañados de cuatro ingenieros franceses, según informó Airbus Military.

El primer vuelo de la aeronave militar se llevó a cabo con tres años de retraso cn respecto al calendario inicial debido a los problemas con la propulsión del motor TP400 de la aeronave (diseñado de forma conjunta por el grupo galo Snecma, Rolls Royce y la firma alemana MTU) que retrasaron el desarrollo del programa.

El contrato vigente entre EADS y los siete Estados que participan del programa, entre ellos España, incluye el pedido de 180 aviones para su entrega en 2009 a los países miembros de la cooperación europea en materia de armamento, denominada OCCAR. Concretamente, 60 unidades son para Alemania, 50 para Francia, 27 para España, 25 para Reino Unido, diez para Turquía, siete para Bélgica y una para Luxemburgo. Hasta ahora se han efectuado un total de 184 pedidos de A400M para estos siete países, cuatro de ellos para clientes de Malasia. La primera entrega del aparato será realizada a Francia.

El A400M es una aeronave de eficiencia energética con alta velocidad propulsada específicamente diseñada para satisfacer las necesidades de transporte aéreo de los países europeos. La aeronave ha sido diseñada para reemplazar a los Hercules C-130 y Transall C-160 actualmente en servicio, duplicando la capacidad y volumen de ambas aeronaves.

El avión militar está propulsado por cuatro motores turbohélice y puede alcanzar velocidades de crucero de hasta 0,72 mach y una altura de hasta 37.000 pies. Además, puede transportar hasta 37 toneladas de carga, 116 paracaidistas equipados y ha sido diseñado para realizar operaciones de pista no preparadas. El avión, que puede realizar reabastecimiento en vuelo a todas las velocidades para atender tanto a un helicóptero como a un avión de caza, mide 42,4 metros de ala a ala y tiene un largo de 45,1 metros y una altura desde el suelo de 14,7 metros.

Más de 400 personas aguardaban impacientes a las diez de la el sábado que la aeronave se elevase. Quince minutos después, el A400M ha levantado el vuelo, arrancando el aplauso de los presentes: periodistas, empresarios y trabajadores. Los únicos ausentes fueron los máximos responsables de Airbus, que han preferido presenciar el despegue al margen de la opinión pública. Y es que el consejero delegado de EADS, Louis Gallois; el de Airbus, Tom Enders; y el de Airbus Military, Domingo Ureña, esperaron al Rey Juan Carlos, al ministro de Industria, Miguel Sebastián, y a la ministra de Defensa, Carme Chacón, que llegaron a Sevilla al mediodía para presenciar el aterrizaje del avión.

COMPROBACIÓN DE LOS SISTEMAS

El responsable de los ensayos de vuelos de la aeronave, Fernando Alonso, aseguró que todo ha ido bien durante al vuelo en el que se comprobaron los sistemas básicos del avión, como el aire acondicionado, trampas de aterrizaje y sistemas eléctricos. El vuelo que duró aproximadamente unas tres horas, ha estado pilotado por el español Ignacio Lombo y el británico Edward Strongman, acompañados por cuatro ingenieros franceses.

El primer vuelo del avión, que despegó con un peso de 127 toneladas, llevaba 15 toneladas de equipamiento de test de vuelo, y fue monitorizado por un equipo de ingenieros en Sevilla y Toulouse (Francia). Durante el mismo, la tripulación exploró varias configuraciones de 'flaps' y hará evaluaciones iniciales de sus sistemas, explicó Airbus.

fuente: Europa press.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada