Ir al contenido principal

La F-101 zarpará en enero para probar sus nuevos misiles en aguas del Pacífico.

La fragata F-101 zarpará a comienzos del próximo mes de enero de su base en el Arsenal de Ferrol, si no hay imprevistos, para culminar el proceso de preparación del buque para incorporar nuevo armamento. Según han indicado fuentes consultadas en la Armada la Álvaro de Bazán estará entre dos y tres meses fuera de la ciudad.

¿Su objetivo? Tal y como ya adelantó La Voz el pasado 24 de mayo, navegará hasta aguas de Estados Unidos para, una vez allí, probar los nuevos Evolved Sea Sparrow Misil (ESSM). Se trata de una pieza antiaérea de corto alcance muy eficaz para batir blancos complejos como, por ejemplo, los misiles rozaolas supersónicos o zigzagueantes de última generación. Un nuevo paso adelante, en definitiva, en el desarrollo de las capacidades de las unidades más modernas de la Marina española, con sello de fabricación en los astilleros locales de Navantia.

También se ha confirmado ya que el operativo de comprobación tendrá lugar en el polígono de tiro naval de San Diego (California), en el Pacífico. Inicialmente se barajaba la posibilidad de que fuese en este emplazamiento o en Hawái. Se trabajará con otras unidades de la Marina de los Estados Unidos y, de este modo, se aprovechará también para engrasar la coordinación con los buques de ese país.

Se trata, además, de una importante piedra de toque, ya que la previsión a medio plazo es que todas las unidades de las fragatas ferrolanas F-100 porten los nuevos misiles Evolved Sea Sparrow. Siempre según las fuentes de la Marina, el ESSM no va a ejercer como sustituto de los actuales SM 2, misiles con un alcance mayor pero menos ágiles que los nuevos.

En la práctica, la incorporación de esta munición implica también el incremento del armamento que puede portar cada fragata. La F-101 dispone de 48 celdas para albergar otros tantos misiles SM 2. Cada una de ellas, sin embargo, puede acoger cuatro de los nuevos, de dimensiones más reducidas.

El nuevo curso

La navegación de la F-101 será, en principio, la más destacada de ese tipo de fragatas programada para el inicio del 2010. El próximo ejercicio, como ya ha sucedido en este, estará marcado por un recorte de los desplazamientos, sobre todo en aguas internacionales, para la ejecución de maniobras.

El motivo hay que buscarlos en la merma presupuestaria que está aplicando el Ministerio de Defensa como consecuencia de la crisis económica. En otras palabras, se aplican criterios de máxima rentabilidad para las unidades y se vuelcan los recursos en operaciones en curso, como por ejemplo la aportación de buques de Rota para la operación Atalanta de lucha contra la piratería en aguas de Somalia.

Al margen de posibles participaciones en misiones de la Alianza Atlántica, el próximo año estará marcado para las F-100 por ejercicios ceñidos, fundamentalmente, al litoral nacional y, en muchos casos, en aguas gallegas.

fuente: La voz de Galicia.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…