miércoles, 2 de diciembre de 2009

La F-101 zarpará en enero para probar sus nuevos misiles en aguas del Pacífico.

La fragata F-101 zarpará a comienzos del próximo mes de enero de su base en el Arsenal de Ferrol, si no hay imprevistos, para culminar el proceso de preparación del buque para incorporar nuevo armamento. Según han indicado fuentes consultadas en la Armada la Álvaro de Bazán estará entre dos y tres meses fuera de la ciudad.

¿Su objetivo? Tal y como ya adelantó La Voz el pasado 24 de mayo, navegará hasta aguas de Estados Unidos para, una vez allí, probar los nuevos Evolved Sea Sparrow Misil (ESSM). Se trata de una pieza antiaérea de corto alcance muy eficaz para batir blancos complejos como, por ejemplo, los misiles rozaolas supersónicos o zigzagueantes de última generación. Un nuevo paso adelante, en definitiva, en el desarrollo de las capacidades de las unidades más modernas de la Marina española, con sello de fabricación en los astilleros locales de Navantia.

También se ha confirmado ya que el operativo de comprobación tendrá lugar en el polígono de tiro naval de San Diego (California), en el Pacífico. Inicialmente se barajaba la posibilidad de que fuese en este emplazamiento o en Hawái. Se trabajará con otras unidades de la Marina de los Estados Unidos y, de este modo, se aprovechará también para engrasar la coordinación con los buques de ese país.

Se trata, además, de una importante piedra de toque, ya que la previsión a medio plazo es que todas las unidades de las fragatas ferrolanas F-100 porten los nuevos misiles Evolved Sea Sparrow. Siempre según las fuentes de la Marina, el ESSM no va a ejercer como sustituto de los actuales SM 2, misiles con un alcance mayor pero menos ágiles que los nuevos.

En la práctica, la incorporación de esta munición implica también el incremento del armamento que puede portar cada fragata. La F-101 dispone de 48 celdas para albergar otros tantos misiles SM 2. Cada una de ellas, sin embargo, puede acoger cuatro de los nuevos, de dimensiones más reducidas.

El nuevo curso

La navegación de la F-101 será, en principio, la más destacada de ese tipo de fragatas programada para el inicio del 2010. El próximo ejercicio, como ya ha sucedido en este, estará marcado por un recorte de los desplazamientos, sobre todo en aguas internacionales, para la ejecución de maniobras.

El motivo hay que buscarlos en la merma presupuestaria que está aplicando el Ministerio de Defensa como consecuencia de la crisis económica. En otras palabras, se aplican criterios de máxima rentabilidad para las unidades y se vuelcan los recursos en operaciones en curso, como por ejemplo la aportación de buques de Rota para la operación Atalanta de lucha contra la piratería en aguas de Somalia.

Al margen de posibles participaciones en misiones de la Alianza Atlántica, el próximo año estará marcado para las F-100 por ejercicios ceñidos, fundamentalmente, al litoral nacional y, en muchos casos, en aguas gallegas.

fuente: La voz de Galicia.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada