jueves, 14 de enero de 2010

El nuevo modelo de enseñanza militar establece una doble titulación.

El Ministerio de Defensa elevará mañana al Consejo de Ministros para su aprobación el Reglamento de ingreso y promoción y de ordenación de la enseñanza de formación en las Fuerzas Armadas, que pretende acercar al máximo la formación militar y el sistema educativo general, de manera que no se adquiere la condición de militar si previamente no se ha obtenido la titulación civil correspondiente: universitaria de grado para los aspirantes a oficiales y de técnico superior de Formación Profesional para los aspirantes a suboficiales.

El Real Decreto suprimirá las oposiciones para el ingreso directo a las academias generales de oficiales de las Fuerzas Armadas a partir del curso académico 2010-2011. Así, para el ingreso en las academias, como en cualquier otro centro universitario, sólo se exigirá la nota de selectividad como baremo para integrar la relación de admitidos, si bien se realizarán también, dadas las características de la profesión militar, determinadas pruebas que acrediten que el aspirante posee la necesaria aptitud psicofísica.

Asimismo, se seguirá manteniendo la exigencia de un cierto nivel de conocimiento de lengua inglesa, debido a la importancia de dicho idioma para el cumplimiento de las misiones encomendadas a las Fuerzas Armadas. Esto implica que en todos los cursos de las academias de oficiales se estudie obligatoriamente la lengua inglesa.

El nuevo Reglamento establece que en las Academias ingresará un número de alumnos superior al número de oficiales y suboficiales que terminará sus estudios en cada promoción. En todo caso, si hay alumnos que no puedan continuar en los centros docentes militares, podrán seguir realizando los mismos estudios en un centro civil.

Las plazas que oferten los centros universitarios de la defensa no afectan a los cupos de reserva que se asigna a cada universidad, sino que están incluidas en el Real Decreto que aprueba la oferta pública anual de empleo en las Fuerzas Armadas.

Igualmente, el nuevo Reglamento (que regula exclusivamente la enseñanza de formación, no la de perfeccionamiento ni la de altos estudios de la defensa) facilitará al máximo la promoción interna para suboficiales, tropa y marinería y oficiales de complemento. En todas las convocatorias de ingreso en las Academias militares de Zaragoza, San Javier (Murcia) y Marín (Pontevedra) se reservarán plazas para suboficiales, tropa y marinería.

REJUVENECIMIENTO DE LAS ESCALAS

Otra de las novedades recogidas por el Reglamento es la relativa a los requisitos de edad. Con el fin de rejuvenecer las escalas de oficiales y suboficiales, y dado que se eliminan las oposiciones de acceso, el límite de edad para el ingreso directo en las academias se fija en 20 años para los aspirantes que no tengan titulación previa, y en 26 años para los que tengan titulación previa. Se establece un régimen transitorio de tres años hasta alcanzar estas edades.

En cuanto a la promoción interna para suboficiales y tropa y marinería, se permite concurrir hasta en tres convocatorias, y es posible presentarse con dos años de servicios (en el caso de suboficiales y militares de complemento) o con tres años (para tropa y marinería). Además, se amplía la edad de ingreso hasta los 31 años (sin titulación previa) ó 35 años (con titulación previa).

A partir del curso académico 2010-2011 se reservarán plazas de promoción interna para los suboficiales y militares de tropa y marinería que poseen titulación universitaria previa. Asimismo, en las convocatorias correspondientes entre los años 2010 y 2015, los suboficiales de los Cuerpos Generales y de Infantería de Marina podrán acceder a la promoción interna por cambio de escala sin límite de edad.

También resulta innovadora la regulación de la protección de la maternidad, a fin de prever las situaciones de embarazo, parto o posparto cuando las aspirantes deben realizar las pruebas.

Por último, en cuanto a la ordenación de la enseñanza de formación de oficiales, la carga de trabajo en la enseñanza de formación, tanto en el grado universitario como en materias militares, se mide a través de los créditos europeos. Para suboficiales y tropa y marinería, se mide en horas lectivas, en los mismos términos que lo regulado para formación profesional.

Los suboficiales también deben superar los dos planes de estudio, que realizarán en un máximo de tres cursos académicos, con un número máximo de 3.400 horas lectivas.

fuente: Ministerio de Defensa.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada