martes, 5 de enero de 2010

La Navidad en la Isla de Alborán.

Las navidades en la Isla de Alborán no se viven de un modo diferente a cualquier otro día en la Isla. Se hacen las tareas rutinarias de mantenimientos y limpiezas que ocupan a sus once miembros la mañana entera y algunas tardes. Y además se deja tiempo para algo de deporte si el viento lo permite, alguna partida de ping-pong en el antiguo módulo de alojamiento, etc.

Dónde sí se nota la Navidad es en el menú, ya que se preparan unos entrantes con langostinos, jamón ibérico, queso y otros embutidos. En nochebuena comieron de plato principal solomillo en salsa a la pimienta y en Navidad bacalao al horno. No faltaron los dulces navideños y el brindis con Cava.

Los demás días, el Suboficial del Destacamento, Manuel Infante, que dicen es como la típica abuela que siempre te ve delgado, les brinda unos menús donde no ha faltado la paella de los sábados, la barbacoa de los domingos, huevos fritos con patatas, merluzas, berzas gaditanas, mucha fruta y mucha ensalada, todo con pan diario. Si sobra algo, hacen croquetas.

Las emociones durante estos días se viven más o menos como en una familia según nos cuenta el jefe del destacamento, TN López, “cada uno de nosotros hemos ‘adoptado’ una familia durante veinte días , a veces te enfadas y otras te diviertes pero, en general, juntamos fuerzas para avanzar en la convivencia”.

La particularidad, vivir veinte días sin coche, ruidos, atascos, dinero, aglomeraciones, etc., tan solo el cambiante tiempo del Mar de Alborán y una recién estrenada familia numerosa de diez personas con la que se comparten, como en todas, los buenos y malos momentos.

Los relevos se efectúan cada 20 días. El último ha sido el pasado día 30 en el que el TN López Navarro relevó con el TN Cervera Carcaño.

Reportage sobre Alborán (2007).



fuente: Armada española.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada