domingo, 7 de febrero de 2010

Empiezan las labores de atención sanitaria, apertura de viales y desescombro, primeros heridos tratados a bordo del “Castilla”.

El buque de la Armada “Castilla” ha completado en menos de 24 horas el desembarco de la unidad de zapadores de Infantería de Marina. Un total de 18 vehículos pesados y maquinaria especializada se encuentran desde el sábado en suelo haitiano listas para comenzar hoy las labores de desescombro.

Una vez finalizadas las necesarias coordinaciones con las diferentes organizaciones médicas, se ha efectuado el primer despliegue operativo en tierra de la Unidad de Apoyo Sanitario (USAEMB). Fruto de estas actuaciones, se evacuaron por helicóptero a bordo del “Castilla” dos pacientes con lesiones que presentaban necesidades quirúrgicas, ambas pacientes fueron víctimas del terremoto del día 12.

La primera de las evacuadas, una niña de 4 años, fue trasladada desde el hospital Notre Dame de Petit Goave con roturas de ambos fémures. El equipo médico español, compuesto por un cirujano y un traumatólogo, ha conseguido reducir la fractura tras una intervención quirúrgica de cinco horas.

La segunda víctima del terremoto evacuada, una mujer de 27 años, presentaba un grave problema infeccioso en su pie izquierdo. En este caso la paciente procedía del hospital de la fundación Westleyenne, desde donde se solicitó la intervención de la USAEMB en el “Castilla”. A bordo se le ha efectuado una limpieza quirúrgica e iniciado el tratamiento.

En la mañana del sábado, el radiólogo embarcado a bordo del buque de la Armada logró la puesta en marcha de un aparato de rayos X del hospital de Notre Dame a donde se ha trasladado además un ecógrafo portátil del buque.

Por su parte, los zapadores de Infantería de Marina han comenzado las labores de desescombro en la iglesia de Notre Dame. El inicio de las actividades de la Armada española en tierra estuvo marcado por una emotiva ceremonia religiosa entre las ruinas de la iglesia, oficiada por el obispo de Puerto Príncipe con asistencia masiva de población, y presidida por las autoridades locales. En la ceremonia, en la que participó el capellán embarcado a bordo del “Castilla”, el arzobispo dio la bienvenida a la Armada española a Haití y agradeció la aportación de España en la catástrofe.

Tras este acto simbólico con el que las autoridades quieren además estimular el ánimo y la esperanza de la comunidad de Petit Goave, los Infantes de Marina trabajan ya en sus calles.

fuente: Armada española.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada