martes, 9 de febrero de 2010

¡ Investigan a una empresa por enviar leche caducada a tropas españolas !

Un juez militar está investigando si la empresa encargada del suministro de alimentos en las misiones en el exterior envió lotes de leche caducada a una de las bases del contingente español en Afganistán, han informado fuentes del Ministerio de Defensa.

Defensa ha informado de que puso en conocimiento de la Justicia militar el caso el pasado mes de mayo después de que se detectaran "presuntas irregularidades" en algunas partidas de leche enviadas al cuartel de Qala e Naw, en la provincia de Badghis, cuya fecha de caducidad habría sido manipulada.

Según Defensa, "no se han registrado intoxicaciones", aunque "se han redoblado los controles" para asegurar la calidad de los productos que consumen los militares desplegados en Afganistán.

La empresa encargada del servicio de restauración del contingente del Ejército de Tierra fuera de España es Tecnoucal, un consorcio integrado por las sociedades anónimas Tecnove y Ucal. El Ministerio de Defensa adjudicó a Tecnoucal el 3 de febrero de 2009 un contrato por valor de 21,8 millones de euros para hacerse cargo del avituallamiento en las misiones en el exterior.

En la misma fecha le concedió otro contrato por valor de 548.412 euros para el servicio de restauración del Ejército de Tierra en territorio nacional, como publicó entonces el Boletín Oficial del Estado.

Un juez militar está investigando si la empresa encargada del suministro de alimentos en las misiones en el exterior envió lotes de leche caducada a una de las bases del contingente español en Afganistán, han informado fuentes del Ministerio de Defensa.

Defensa ha informado de que puso en conocimiento de la Justicia militar el caso el pasado mes de mayo después de que se detectaran "presuntas irregularidades" en algunas partidas de leche enviadas al cuartel de Qala e Naw, en la provincia de Badghis, cuya fecha de caducidad habría sido manipulada.

Según Defensa, "no se han registrado intoxicaciones", aunque "se han redoblado los controles" para asegurar la calidad de los productos que consumen los militares desplegados en Afganistán.

La empresa encargada del servicio de restauración del contingente del Ejército de Tierra fuera de España es Tecnoucal, un consorcio integrado por las sociedades anónimas Tecnove y Ucal. El Ministerio de Defensa adjudicó a Tecnoucal el 3 de febrero de 2009 un contrato por valor de 21,8 millones de euros para hacerse cargo del avituallamiento en las misiones en el exterior.

En la misma fecha le concedió otro contrato por valor de 548.412 euros para el servicio de restauración del Ejército de Tierra en territorio nacional, como publicó entonces el Boletín Oficial del Estado.

El Juzgado Militar número 11 decidió abrir diligencias cuando conoció el atestado redactado en abril del pasado año por la Guardia Civil en la base española de Qala e Naw, que junto a la de Herat, concentra el grueso del millar de soldados que España tiene desplegados de forma permanente en Afganistán.

El presunto fraude fue descubierto por un sargento en el comedor de la base durante uno de los controles sanitarios que se realizan de forma periódica. Este militar se percató de que un gran número de botes de leche tenían un etiquetado sospechoso e informó a los superiores.

De acuerdo con el atestado, la empresa podría haber adquirido lotes de leche caducada, haciéndola pasar por fresca, y le ponía una etiqueta con otra fecha que aparentaba que el producto estaba en buen estado.

Tecnoucal es una empresa que viene trabajando desde hace años con el Ministerio de Defensa. Según las fuentes de este Ministerio, el caso que se está investigando "no impide a la empresa (Tecnoucal) seguir presentándose a las licitaciones" que pueda haber, ni afecta al servicio que viene prestando, mientras no haya una resolución por parte del juez.

La empresa Tecnoucal ya se ha visto involucrada en otras polémicas por su trabajo con las tropas españolas en Afganistán. En 2008, EL MUNDO publicó varias informaciones sobre irregularidades en la contratación de inmigrantes para desempeñar labores de cocina y servicio. En 2004, Tecnoucal también saltó a la prensa por tener empleados extranjeros sin contrato en la base de Diwaniya, en Irak. Entonces, ambas empresas aseguraron que no cometían ninguna irregularidad porque su contratación cumplía la legislación iraquí.

fuente: El Mundo.es

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada