jueves, 4 de febrero de 2010

¡ NO OLVIDEMOS LA OPERACIÓN ATALANTA !

Después de finalizar la escolta al mercante “Power Star” del Programa Mundial de Alimentos hemos vuelto a retomar nuestras patrullas en aguas del Golfo de Adén y la cuenca de Somalia. Hoy por la mañana hemos realizado otra maniobra de petroleo en la mar con el “USS Pecos”. La dotación del buque americano ha tenido un bonito detalle y nos ha mandado unas fotografías que nos hizo durante la maniobra y que nosotros hemos colgado en el apartado de galería fotográfica.

Durante la tarde, nuestro helicóptero, que lleva el nombre en clave “TORO”, mientras realizaba su patrulla se topó con un banco de delfines sorprendente. No es la primera vez que en estas aguas nos cruzamos con ellos. La primera vez, tal y como contábamos en éste apartado de la página web, los delfines habían aparecido desde lo lejos a toda carrera por estribor, pasaron por debajo del casco del barco y se alejaron saltando por la banda de babor. Esta vez, sin embargo, TORO se los encontró porque eran tantos que en la pantalla de su radar parecía ser un contacto de superficie, un barco, y se dirigió a investigarlo. Para su sorpresa se encontró con el enorme banco de delfines saltando sobre las olas como si tuvieran prisa por llegar a alguna parte. Las fotos las hizo el Cabo primero Julio, miembro de la ( UNAEMB ).

Desde luego, las fotos son de revista. Por eso aprovechamos esta oportunidad para agradecer a este cabo primero su aportación a la galería fotográfica de la “Navarra”. Desde que embarcó a bordo procedente de nuestra antecesora en la operación Atalanta, la fragata “Canarias”, en sus ratos libres lo hemos visto siempre alerta, cámara en mano, para conseguir fotos como estas.

Ya volando de vuelta y coincidiendo con la hora del ocaso, desde nuestro TORO, Julio volvió a capturar el momento en que se aproximaban para tomar en cubierta de vuelo. Las fotos de la “Navarra” con el ocaso de fondo impresionan. Se aprecia incluso como el barco se encuentra cambiando de rumbo para realizar operaciones de vuelo. Pero no merece la pena describirlas más. En este caso lo único que se puede decir es que “una imagen vale más que mil palabras”.

Por la noche antes de que la luna se escondiera en el horizonte, nuestros vigías avistaron un contacto en el horizonte “más grande de lo normal”. Se trataba del trasatlántico “Queen Mary 2” y normal que pareciera grande ¡Es el trasatlántico más grande del mundo! Pero este no fue la única anécdota para nuestros serviolas. No mucho más tarde, mientras las luces de cubierta del “Queen Mary 2” se desvanecían en el horizonte, nos cruzábamos con un convoy de barcos liderado por fragatas japonesas. La estampa de nuevo era impresionante, ya que la fila de luces de todos los mercantes uno detrás del anterior parecía interminable.

fuente: Armada española.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada