Ir al contenido principal

Sólo seis de los treinta blindados nuevos de Afganistán están operativos.

El 9 de noviembre de 2008, una furgoneta bomba acaba con la vida del brigada Juan Andrés Suárez García y al cabo primero Rubén Alonso Ríos en Afganistán. Otros cuatro militares resultaron heridos. Todos pertenecían al grupo de instructores españoles del Ejército afgano, con el que, como parte del adiestramiento, salen de patrulla. Este equipo de instrucción, OMLT por las siglas en inglés, fue el receptor de los primeros RG-31 que fueron desplegados en Afganistán y que partieron de España el 27 de octubre del año pasado.

A ese envío le sucedieron otros, de tal forma que, a día de hoy, hay en Afganistán 31 nuevos blindados para sustituir a otros tantos BMR. Pero de todos ellos sólo seis están operativos actualmente, en manos de los equipos de instructores. El esfuerzo realizado por Defensa para que cuanto antes las misiones estén dotadas de los nuevos vehículos, especialmente preparados para luchar contra las minas, se ha topado con problemas varios que han retrasado su puesta en marcha en las unidades desplegadas.

Al retraso inicial en su entrega, motivado por problemas técnicos en su origen, se sumó luego la necesidad de instruir conductores para un vehículo muy potente, muy pesado y de muy fácil manejo, lo que podía provocar vuelcos más fáciles. Este proceso continúa, y a eso se suman problemas burocráticos que están bloqueando la activación de los RG-31 sobre el terreno.
(...)
La columna que fue atacada el lunes pasado y en la que murió el soldado John Felipe Romero estaba compuesta por BMR's. Según las investigaciones realizadas sobre el terreno, la mina que pisó el blindado del soldado fallecido tenía una potente carga de explosivos y había sido modificada para causar el mayor daño posible.

Esa columna, compuesta por once blindados, realizaba una operación ofensiva al norte de Qala-i-Now, sede del Equipo de Reconstrucción Provincial del contingente español. Desde hace meses, las tropas tratan de hacerse con el control de toda la ruta que une Qala-i-Now con el bastión de Bala Murgab, más al norte, y para ello han de realizar no sólo acciones de presencia constante en muchas zonas, sino también de ataque.

La patrulla de Cazadores de Montaña fue atacada en dos ocasiones el lunes pasado. En una primera acción, un grupo indeterminado de talibán realizaron un breve hostigamiento a la columna que fue respondida desde los vehículos españoles, haciendo retroceder al enemigo. El convoy continuó avanzando y seis kilómetros más adelante del punto del primer ataque el primer vehículo pisó la mina que acabó con la vida de Romero. Inmediatamente, los talibán comenzaron un ataque sobre las tropas españolas que se prolongó mucho más tiempo que el primero.

RG-31

Esta técnica combinada de mina y hostigamiento está siendo usada cada vez más frecuentemente por el enemigo en diversos puntos de Afgnitán. En términos militares se denomina como IED (artefacto improvisado) complejo, que busca causar muchas más bajas que una simple mina.


fuente: La Razón.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…