Ir al contenido principal

Operación Atalanta: "Vida a bordo"... Fragata "Navarra".

Después de 17 días en la mar desde nuestra escala en Yibuti, nos encontramos realizando una escolta a un mercante navegando hacia el puerto de Mombasa en Kenia. Esta patrulla ha resultado ser la más activa de nuestra participación en la Operación Atalanta.

Durante las últimas dos semanas y desde que se destacó a la Navarra a atender la llamada de auxilio de un pesquero iraní que había sufrido un ataque y se encontraba a la deriva, los acontecimientos han surgido uno detrás de otro. Localizar la embarcación y prestarles auxilio tras encontrarlo en pésimas condiciones, apresamiento de presuntos piratas, investigación a embarcaciones sospechosas, horas a la espera de instrucciones, cambios de planes, maniobra de petroléo en la mar con el buque insignia “ETNA”, vuelos de reconocimiento y la escolta al mercante que estamos realizando en estos momentos. Todos ellos han sido acontecimientos que han marcado las últimas singladuras de la fragata Navarra.

Esto no óbice para que continuaran las labores de adiestramiento con ejercicios de zafarrancho de combate, los mantenimientos de los equipos y las rutinas diarias del barco. Ha sido una patrulla bastante completa.

Las fechas que teníamos previstas de entrada en puerto han tenido que ajustarse a las operaciones en curso. Pero la dotación se ha ido adaptando, aunque ello supusiera un esfuerzo extra para todos nosotros.

Todos nos hemos visto afectados de alguna manera para mantener la mayor eficacia del barco día tras día. Los “maniobras”, los “máquinas”, la Unidad Aérea Embarcada, los hosteleros, los radaristas…en fin, cada miembro de la dotación individualmente en su puesto de guardia ha contribuido eficazmente a que el barco haya sido capaz de atender las tareas encomendadas.

Mañana haremos escala en un puerto distinto de los que habíamos visitado hasta ahora. Esto crea gran expectación entre los que nunca hemos visitado Mombasa. Con esta escala finalizará otro capítulo más de la participación de la Navarra en aguas del Índico. Cuando volvamos a zarpar, el barco se encontrara de nuevo con los víveres, combustible y el descanso de la dotación necesario para afrontar nuestra última etapa antes de ser relevados por la fragata Victoria.

Esta semana se ha incorporado a la operación Atalanta el patrullero “Vencedora”. A todos los miembros de su dotación les damos la bienvenida a la zona de operaciones, deseándoles lo mejor durante su participación bajo la bandera de la Unión Europea y como compañeros de la representación española en la agrupación naval.

La salida de la Base de Rota de nuestros compañeros de la fragata Victoria también es motivo de alegría. Con la Victoria nos reuniremos en Yibuti. Será una estancia en puerto avivada por los relatos de las muchas experiencias habidas en estas aguas. Pero hasta que ellos lleguen aquí a nosotros todavía nos queda trabajo por delante y un nuevo puerto para conocer. En el próximo “Vida a Bordo” comentaremos las impresiones de la dotación a cerca del país de los Masáis y los Suahili.

fuente: Armada española.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…