sábado, 17 de abril de 2010

Cuatro militares españoles mueren al estrellarse en Haití el helicóptero en el que viajaban.

Cuatro militares españoles han muerto al estrellarse en Haití el helicóptero en el que viajaban, según han confirmado fuentes de la ONU. El aparato, un Augusta Bell 212 del contingente del busque Castilla, colisionó sobre las 10.30 de este viernes (17.30, hora peninsular) en la ladera de un monte de Ford Verrettes, en el sureste del país caribeño, cuando regresaba desde República Dominicana de recoger un envío logístico procedente de España.

Según ha informado el Ministerio de Defensa español, los fallecidos son Luis Fernando Torija Sagospe, comandante de Intendencia, de 44 años, natural de Madrid, casado y con dos hijos; Francisco Forne Calderón, teniente de Infantería de Marina, de 37 años, natural de Barcelona, casado y con tres hijos; Manuel Dormido Garrosa, alférez de navío, de 35 años, natural de Valencia, casado y con un hijo, y Eusebio Villatoro Costa, cabo mayor de Infantería de Marina, de 41 años, natural de Cádiz, casado y sin hijos.

Efectivos del Ejército de Estados Unidos han localizado ya los cuerpos sin vida de los cuatro militares. España ha desplazado hasta allí un equipo médico y personal de Infantería marina, a la espera de que puedan ser trasladados al Castilla. El lugar donde se ha producido el accidente, al sur de la localidad fronteriza de Jimaní (República Dominicana), es un área muy montañosa, sin prácticamente vegetación, y de difícil acceso. Esa misma zona fue escenario de un terrible accidente el pasado 10 de noviembre que causó la muerte de 11 efectivos de la Minustah, seis uruguayos y cinco jordanos.

Tareas de rescate.

Un helicóptero chileno de la Misión de la ONU en Haití (Minustah) fue el que dio la voz de alarma tras localizar el lugar del siniestro, pero no a los ocupantes del aparato español. Este helicóptero no pudo aterrizar en el lugar del accidente, pero sí informó inmediatamente a la Minustah de su ubicación.

El contingente español, que no pertenece a la Minustah, se desplazó a Haití en el buque Castilla tras el seísmo del 12 de enero. Cuenta con 450 militares bajo el mando del capitán de navío Francisco Pañuelas. Los militares españoles, desplegados en Petit Goave, a 70 kilómetros de la capital Puerto Príncipe, están llevando a cabo desde el pasado 4 de febrero labores de reconstrucción y ayuda, sobre todo sanitarias y de distribución y producción de agua potable, así como trabajos de desescombro en las calles. Se prevé que la misión regrese a bordo del buque Castilla a la base de Rota (Cádiz) el próximo 20 de mayo.

fuente: elpaís.com

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada