lunes, 19 de abril de 2010

El último informe pericial exculpa a los pilotos del Cougar.

La reapertura el 17 de junio de 2009 de la causa sobre el siniestro del helicóptero Cougar en Afganistán, ocurrido el 16 de agosto de 2005 y en el que fallecieron 17 militares españoles, está arrojando nuevos datos sobre las posibles causas. El debate sobre si fue un accidente por un fallo humano, un ataque talibán o un fallo mecánico sigue abierto. Los impulsores de la reabertura de la causa, el padre de uno de los pilotos del helicóptero siniestrado, el capitán David Guitard, han centrado sus esfuerzos en intentar demostrar que su hijo no fue el culpable.

El último informe pericial, solicitado por el Juzgado Togado Militar Territorial número 11 y realizado por un comandante de Infantería y otro de Artillería, designados por el jefe del Estado Mayor del Ejército, es muy claro en lo que se refiere a la exculpación de los pilotos. En el informe de 18 de marzo, ratificado el 14 de abril, al que ha tenido acceso ABC, señala que el siniestro no «se puede atribuir de forma directa a mala praxis o negligencia por parte de la tripulación de la aeronave». Ya más concretamente, en la ratificación, señalan que «hay que descartar una mala praxis de los pilotos».

Elementos hostiles

Antes de llegar a esta conclusión reconocen que «sin que se pueda conocer a ciencia cierta la causa exacta del siniestro, se puede concluir que se descarta un ataque directo exterior por elementos hostiles y un fallo mecánico. El accidente se produjo por la concurrencia de una serie de factores contribuyentes relacionados con la situación en la zona de operaciones, el procedimiento de vuelo, la misión en ejecución, factores humanos, las condiciones meteorológicas o cualquier hecho imprevisto». Por lo tanto, no se llega a «conclusión alguna sobre las posibles causas, sin poder contar con datos para descartar el fallo mecánico ni la posibilidad de un ataque». Aún más, se especifica que «las conclusiones del estudio (realizado sobre los restos del helicóptero) permiten eliminar la hipótesis de que el accidente estuviera motivado por causas mecánicas».

Otro de los datos del informe pericial, realizado en el marco de las diligencias previas, se refiere a los medios de autoprotección con que contaban los helicópteros de Asphuel. Sobre este extremo, señala que «no contaban con detectores de lanzamiento o de aproximación de misil».

El tercer factor que también ha sido analizado es el relativo a la amenaza que había en la zona. Así, admite que «en los últimos meses se habían incrementado de forma dramática los ataques a helicópteros en toda Afganistán». El informe recoge expresamente que «las milicias opositoras mantenían la intención de atacar aeropuertos y aeronaves de la coalición ISAF. Se habían producido diversas acciones contra medios e instalaciones aéreas, entre las que cabe destacar los incidentes en los que estuvieron implicados aeronaves españolas, los días 25 de mayo y 18 de julio de 2005». Finalmente, sobre esta cuestión, señala que, a la vista de estos datos, se podía pensar que «a medio plazo ese nivel de amenaza pudiera elevarse a significativo, considerándose probable que se incrementara el número y la eficacia de los ataques contra aeronaves de la ISAF.
Por otra parte, y en relacióna a la última declaración por escrito del ex ministro de Defensa, José Bono, se produce una omisión en la carta que le envía el entonces Jemad, Félix Sanz Roldán, sobre el briefing con el capitán Guitard, previo al vuelo. Esta carta se refiere a una nota informativa de puesto de mando del Jemad de 22 de agosto de 2005, que consta en el sumario, y que subraya que las zonas de «Farah y Shindad (donde se produjo el siniestro) eran las consideradas como las más conflictivas». Además, en una observación señala que «días antes este mismo piloto tuvo que hacer una protección a un helicóptero norteamericano en una misión de evacuación médica. El sirviente de la ametralladora informó que habían disparado al helicóptero propio». Pues estas referencias han desaparecido de la carta de Sanz Roldán.

fuente: ABC

*a otra cosa mariposa...

1 comentario: