sábado, 10 de abril de 2010

La Brilat retomará el próximo mes de noviembre su presencia en Afganistán con más de un millar de militares.

La Brigada de Infantería Ligera Galicia VII-Brilat desplegará a partir del próximo otoño, en torno al mes de noviembre, más de un millar de militares en misión internacional en Afganistán. El grueso del contingente pertenece al regimiento asturiano Príncipe número 3 del acuartelamiento Cabo Noval, en Siero; está previsto que la base de Figueirido, en Pontevedra, aporte más de un centenar de efectivos.

El general jefe de la Brilat, José Antonio Alonso, considera que esta misión en su conjunto es un "reto" para los países integrados en la OTAN y, pese a la complejidad de este territorio desde el punto de vista sociopolítico en lo que respecta a la estabilización de sus estructuras de gobierno, Alonso justificó "por solidaridad internacional" la presencia del Ejército español.

Durante un encuentro con periodistas para dar a conocer la estructura de la Brigada y sus diferentes funciones, el general Alonso se refirió a aspectos relacionados con la peligrosidad de las recientes misiones internacionales y los medios de seguridad disponibles para minimizar los riegos.

Desde que en 1995 la Brilat iniciara su participación en estos despliegues, la de noviembre será la cuarta misión en Afganistán. Allí fallecieron en 2005, a causa de un accidente de helicóptero, 12 de militares de la brigada en la primera misión que se les encomendaba en este país.

La siguiente víctima mortal fue dos años después la cabo Idoia Rodríguez, a la que se sumó también la pérdida, en 2008, de un subteniente y un cabo primero. José Antonio Alonso encabezó un recorrido por la base de la Brilat en Pontevedra para mostrar algunos medios con los que cuentan las diferentes unidades de la brigada, desde el armamento de mayor precisión hasta los equipos de transmisión vía satélite, pasando por el material para la desactivación de explosivos.

A este respecto, el general destacó el importante "avance" experimentado, con la dotación de "buenos equipos". Según el general Alonso, actualmente la Brilat va "por delante" de los TEDAX de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, cuando antaño era al contrario.

Por las numerosas misiones en las que participan, Alonso elogió la capacidad de "sacrificio" de la unidad de zapadores, a la que le corresponden este tipo de tareas relacionadas con la desactivación de todo tipo de explosivos.

Además, calificó de "salto espectacular" las condiciones presentes de la brigada en materia de telecomunicaciones, al contar con "buenos equipos" aunque de coste "muy caro".

ECONOMÍA

También participó en el encuentro el teniente coronel Melchor Marín, quien destacó la importancia de la Brilat en la aportación a la economía y al empleo en la comarca de Pontevedra.

Así, de los 3.400 militares adscritos a la Brigada en su conjunto --que además de la base en Figueirido consta de los regimientos de Infantería y de Caballería, en Asturias y Valladolid, respectivamente-- unos 2.500 pertenecen al acuartelamiento pontevedrés.

Más de 1.700 tienen origen gallego, lo que representa más de un 70%, y en torno a 400 personas son del entorno de la ciudad. Por ello, Marín se refirió a los "vínculos" que unen a la Brilat con la sociedad gallega.

No obstante, el 8% de los efectivos son de procedencia extranjera. De los 240 militares foráneos, el 60% son de origen colombiano y otro 26% ecuatorianos. En lo referente a la presencia femenina en esta brigada, ronda el 11%, con unas 360 militares de tropa y unas 30 con rango de mando.

XACOBEO

Entre las próximas iniciativas de la Brilat figura, en junio, el concurso de patrullas durante un máximo de 48 horas a lo largo de los 120 kilómetros del Camino de Santiago Portugués, desde Tui hasta Compostela.

Con motivo del Año Xacobeo, el comandante David Cuesta espera que se alcance un "récord" de participación. Está previsto que unas 20 patrullas, lo que supone unas 120 personas, afronten esta competición.

En esta ocasión también se sumarán militares de Portugal en una prueba que "cada año adquiere más interés" y que está considerada como "un esfuerzo duro y exigente" por las características del recorrido.

Las patrullas tienen que demostrar sus habilidades en el manejo de planos, brújulas y fotografías aéreas, practicar rapel, atravesar el río Ulla a nado a su paso por Padrón y otras disciplinas militares, como el paso de la pista de obstáculos, el tiro de precisión o el lanzamiento de granada.

Además, los mandos de la Brilat confían en renovar este verano el convenio con la Xunta de Galicia para participar un año más, desde 2007, en la Operación Centinela Gallego, para realizar tareas de vigilancia en los montes gallegos en prevención de posibles incendios forestales.

fuente: Europa Press.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada