domingo, 16 de mayo de 2010

España y México se devuelven banderas históricas tomadas en combate.

SANTILLANA DEL MAR (CANTABRIA), 16 May. (EUROPA PRESS) -

España y México se han intercambiado este domingo cuatro banderas históricas arrebatadas en combate durante el proceso de independencia del país norteamericano en una ceremonia celebrada en Santillana del Mar (Cantabria) y presidida por el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de México, Felipe Calderón.

Se da así satisfacción a una petición solicitada por México, que quería recuperar "las primeras manifestaciones simbólicas" de su existencia "como nación independiente" para los actos del Bicentenario, como explicó Calderón durante el acto, celebrado en la Plaza Mayor de esta localidad cántabra.

Las insignias devueltas a México son dos banderas sobre tafetán celeste con la imagen de la virgen de Guadalupe y al reverso el Arcángel San Miguel con el Águila Imperial. Se trata de los primeros emblemas con los que los insurgentes, liderados por Miguel Hidalgo, levantaron el grito de insurrección en la Villa de San Miguel el Grande y que las tropas realistas españolas tomaron en Calderón el 14 de enero de 1811. Hasta este domingo permanecían en el Museo del Ejército español. Una de ellas se devuelve para siempre a México, mientras que la otra se presta por cinco años prorrogables.

México nos devuelve dos banderas tomadas en la batalla de Tampico el 11 de septiembre de 1829, donde aparece la leyenda 'Legión Real' y el Aspa de Borgoña o Cruz de San Andrés, rematada con cuatro escudos, dos leones y dos castillos en aplicaciones de seda blanca.

Calderón subrayó que el intercambio de estas banderas "enaltece la historia común" de España y México y "estrecha aún más la amistad" entre ambos pueblos. Destacó asimismo la importancia que la devolución tiene para su país, ya que se trata de las banderas que se ordenaron hacer para iniciar la guerra de Independencia, por lo que calificó de "invaluable" este gesto de amistad por parte de España.

Zapatero expresó su alegría por que este acto se lleve a cabo coincidiendo con los actos del Bicentenario de la independencia mexicana, que a España le "honra acompañar" desde una mirada respetuosa.

Al acto asistieron el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, los ministros de Exteriores de España y México, Miguel Ángel Moratinos y Patricia Espinosa, el ministro de Educación de España, Ángel Gabilondo, y la esposa del presidente Zapatero, Sonsoles Espinosa.

fuente: Europa Press.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada