miércoles, 2 de junio de 2010

Entrevista con el Teniente General Luis Villanueva Barrios, Jefe del Mando Logístico del Ejército (JEMALE).

(www.revistatenea.es) Desde su toma de posesión como jefe del Mando Logístico del Ejército (MALE), el pasado 14 de mayo, su agenda ha sido meteórica, ejemplo de lo que a partir de ahora va a ser su día a día alrededor de la mejora de los equipamientos y mantenimientos de los materiales del Ejército del Tierra. Ha pasado de dirigir la Escuela de Guerra a ser el máximo responsable de los programas de armamento en fase de ejecución como el vehículo Leopardo, los nuevos aviones no tripulados, el helicóptero Tigre, el blindado RG-31 o el "cada vez más cercano" 8 x 8. De él depende el equipamiento de la zona de operaciones, como El Líbano o Afganistán, y el mantenimiento del mismo.

Va a tener que "lidiar" con la Industria, el Ministerio, y toda la cadena de responsables de Tierra que precisan del Mando Logístico para realizar sus misiones dentro y fuera de España y, todo ello en épocas de "vacas flacas". El teniente general Villanueva maneja un presupuesto de 665 millones de euros para este año.

Atenea Digital: La escasez agudiza el ingenio, ¿a usted le han nombrado, entre otras razones, porque sabe apretarse el cinturón? La reducción de los Presupuestos ¿cómo va a afectar a proyectos como el Plan Nogal de Nueva Organización Logística?

Teniente General Luis Villanueva - Agudizar el ingenio, no, no lo creo. No es que venga mal pero yo diría que lo que toca es trabajar con rigor buscando la rentabilidad máxima de los créditos disponibles. Y tampoco creo que mi elección para este puesto se deba especialmente a mi capacidad para encontrar nuevos agujeros en los que sujetar el cinturón aunque está claro que es eso lo que estamos haciendo. Contamos con proyectos y planeamientos "ad-hoc" restrictivos, y hemos establecido prioridades para distinguir dónde ejercer el gasto y dónde limitarlo o, incluso, cancelarlo.

Contamos también con programas de envergadura ya lanzados que nos están dotando de importantes sistemas de armas como vehículos de combate, misiles, medios de obtención de inteligencia (UAV,s), y equipos de comunicación de última generación. Esto, y una mayor disponibilidad de repuestos en almacenes, deben ayudarnos a pasar algo mejor este periodo en el que bastantes proyectos se están viendo afectados.

Respecto al Plan Nogal, es decir, el proyecto del Ejército que pretende centralizar en Retamares (Madrid) los centros logísticos principales para abastecimiento y mantenimiento, es una aspiración particularmente ambiciosa y muy necesaria por lo que va a suponer de ahorro en coste y tiempo de reparaciones. Creo que es una buena propuesta y viable a corto plazo, porque nuestra intención es la utilizar fórmulas de contratación tipo colaboración público- privado que harán posible su financiación.

Operaciones de paz

Pero, ¿qué programas se verán afectados con el recorte de los Presupuestos de Defensa?

De los existentes, los más afectados han sido los que son gestionados directamente desde la Secretaría de Estado por la Dirección General de Armamento y Material. Son los llamados programas principales como el vehículo de combate PIZARRO, el CC LEOPARDO o el Helicóptero TIGRE que han visto "aplanada" es decir "demorada" su financiación lo que puede alargar los plazos de entrega. También se verán afectados los proyectos que busquen obtener nuevas capacidades de combate o para modernizar sistemas ya en uso, lo que supondrá que algunos materiales deberán permanecer en servicio más de lo previsto.

Lo que no se verán reducidos son los programas destinados al equipamiento de las tropas desplegadas en Operaciones de Paz o al mantenimiento de los medios con que ya contamos. En el primer caso porque es de máxima prioridad garantizar en todo lo posible la seguridad y la capacidad operativa de las Unidades en Zona de Operaciones (ZO). Y esto se va a mantener, con o sin crisis, con la misma intensidad. En el segundo porque se trata de conservar lo ya disponible en las mejores condiciones de empleo y por eso, el capítulo de mantenimiento es el que menos recortes ha padecido. Prácticamente mantiene el volumen de gasto del año anterior con el objeto de que la preparación de la Fuerza se vea afectada en el menor modo posible.

¿En los recortes de material que habla, va a caer el programa del combatiente del futuro, en el que ya se han experimentado varios sistemas como el de toma de visiones ¿qué hay cerrado hasta ahora para la fabricación y compra de la primera fase y la validación del desarrollo? (contratista principal es EADS and Defense & Security). ¿Qué hay ya definitivo?

El programa "COMFUT"es un gran proyecto que aporta mejoras para el combatiente en varias aéreas. De hecho se compone de siete subsistemas cada uno de ellos dedicado a proporcionar una concreta capacidad al combatiente: Armamento, fuente de alimentación, eficacia de fuegos, información y comunicación, supervivencia y, por último, sostenimiento y preparación. Se encuentra en periodo de evaluación final y de hecho, acaban de concluir en Sierra Nevada, los ejercicios que la Oficina de Programa tenía previstos para hacer su completa valoración. Tenemos informes muy favorables de su calidad y de lo bien que responden los diferentes subsistemas. Tras la valoración de los resultados finales, se decidirá acerca del futuro proceso de adquisición. En esa nueva etapa será necesario considerar tanto la capacidad de inversión del Ejército de Tierra -lo que determinará el mayor o menor ritmo de equipamiento-, como la prioridad y grado de desarrollo de cada subsistema, pues aunque el programa es único, sus subsistemas tienen la capacidad de operar de forma independiente de manera que el soldado puede ir equipado con la parte o partes que se consideren más convenientes.

¿Qué prima los criterios de Defensa o las capacidades que se resuelven por la industria?

Desde luego manda la necesidad. Yo no creo que exista la disyuntiva así planteada. Ni el Ejército, ni Defensa han seleccionado nunca armamento alguno que no responda a requerimientos operativos, o que no sea necesario. En la práctica el proceso de adquisición forma parte de un planeamiento general, metódico y detallado, para el que resulta básico conocer las capacidades que tiene la industria. Es una obviedad: no podemos pedir lo que la industria no nos pueda proporcionar.

El progama 8x8 para el primer semestre de 2011

En cuanto al Programa VBR 8 x 8 de unidades ligeras para renovar los actuales BMR y VEC de reconocimiento, ¿Se mantiene el objetivo inicial marcado de dotarse de 1.200 nuevos vehículos 8x8, o se quedarán en la primera fase con la adquisición de 300 unidades para entre 2012 y 2016? ¿Hay dinero para sacarlo adelante? Algunos expertos dicen que el programa va retrasado y que las fechas de entrega no se cumplen ¿ahora se va a ver más afectado con la política de recortes?

La necesidad de retirar del servicio a los BMR y los VEC dio paso a este importante programa que constituye uno de los pocos que el Ministerio acometerá en el corto y medio plazo. Las previsiones sobre su número, 300, y su coste, de 1.500 millones de euros, se están manteniendo aunque la decisión final sobre su desarrollo detallado aún no se ha tomado. Por el tipo de programa que es, su aprobación corresponde al Consejo de Ministros que todavía no se ha pronunciado. Su duración y anualidades se fijarán una vez conocido el Plan de ajuste económico lo que, previsiblemente, conducirá a que la decisión tenga lugar en el primer semestre del 2011 con mínimas demoras sobre las previsiones iniciales que la anunciaban para el último semestre del 2010.

¿Qué hay de una posible adquisición de una segunda fase de vehículos especialmente preparados para resistir minas y artefactos IED de los modelos de vehículos ligeros 4 x4 LMV y RG-31? ¿Cuántos LMV y cuántos RG-31 ligeros se fabricarían para entregar entre este año y 2012? Algunos hablan de 260 nuevas unidades LMV y otros de 80 unidades RG-31.

Estos medios, que son vitales para proporcionar seguridad a nuestras fuerzas desplegadas en misiones de paz, son una de nuestras prioridades. Para este año, la Dirección General de Armamento y Material ha iniciado la adquisición de 50 nuevas unidades de vehículos tipo LMV y otras diez del modelo RG-31. Ambos con excelente protección. Los LMV serán enviados a Afganistán, aunque algunos permanecerán en territorio nacional para ser utilizados en el adiestramiento de conductores, tripulación y especialistas. Para 2011, veremos cómo van los Presupuestos Generales del Estado aunque cabe recordar que los créditos que se aplican a estas compras forman parte de los destinados a Operaciones de Paz, los conocidos entre nosotros como "228" que es la numeración que les corresponde en los Presupuestos, y estos se concretan año a año.

Las fases I y II del Pizarro se pusieron en marcha algunos expertos dicen que están tan superadas que se han quedado incluso obsoletas ¿Se va a acometer la fase III del Pizarro? ¿Cuándo?

El programa Pizarro no tendrá más que dos fases. La primera ya terminada y la segunda en la que estamos ahora mismo. A esta conclusión se llegó ya hace un par de años cuando un detallado estudio sobre las necesidades de vehículos de esta clase, nos llevó a modificar las características de los mismos y a reducir el número de los inicialmente planeados para ajustar todo a la dimensión y misiones del Ejército de Tierra. Tras ello, se llegó a un acuerdo con GD-SBS, que es la contratista principal del Programa, y se modificó el contrato hasta entonces en vigor; la tercera fase fue cancelada.

Vamtac y morteros

Con el incremento de hostilidades en Afganistán, el Ejército busca un mortero que se adapte a nuestros vehículos ligeros VAMTAC, ¿Han decidido ya quién lo va a fabricar? ¿Tal vez EXPAL o NTGS? ¿Cuántos morteros serían para entre 2010 y 2011?

El Ejército ha marcado como preferente esta cuestión pues se trata, aquí también, de mejorar el equipamiento de las Unidades de ZO. Los requerimientos operativos están ya concluidos por lo que el inicio del expediente de contratación es inminente. La adquisición se llevará a cabo en un proceso de contratación abierto a las empresas que lo soliciten. En esta etapa, los resultados de las pruebas que se realicen, la valoración económica y la industrial determinarán el modelo seleccionado. Podemos tener una decisión, con firma de contrato, para finales de este año y con entregas de las diez unidades que está previsto adquirir a lo largo del 2011.

¿Qué hay de la necesidad de incorporar al Ejército, inhibidores digitales que impidan la activación a distancia de IED? Se dice que le han adjudicado el desarrollo a Indra. ¿Puede confirmarlo?

El primer paso ha sido dotar de inhibidores a todos los vehículos que están en misiones fuera de España. Esto ya lo completamos hace algún tiempo de manera que todos nuestros vehículos están protegidos. Ahora estamos equipándolos con modelos más sofisticados; de hecho, el año pasado adquirimos las primeras unidades de una nueva generación producida en España con la que iremos sustituyendo a los que primero pusimos en servicio en un proceso que continúa abierto.

¿Están satisfechos con las capacidades de los UAVs en las misiones de reconocimiento y vigilancia para el teatro que realizan en Afganistán o presentan deficiencias? (El Ejército español cuenta con dos modelos adquiridos a través de distintas empresas: el Searcher MK IIJ - 1 sistema (4 UAVs), más otro para adiestramiento (2UAVs)- y el Raven - en total 14 sistemas (3 UAVs).

Sí responden plenamente a nuestras necesidades. Hasta el momento no hemos encontrado ninguna deficiencia que haya impedido llevar a cabo su misión. Con ellos, hemos resuelto, en buena parte, la necesidad que Wellington en el pasado reclamó: "Conocer lo que hay al otro lado de la colina".

fuente: Revista atenea (digital).

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada