Ir al contenido principal

Fallece el guardia civil atrapado entre los escombros en la explosión de Valdemoro.

Una explosión ha dejado al menos seis heridos, en su mayoría de carácter leve, en el Servicio de Desactivación de Explosivos (SEDEX), en el recinto del colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada, en el municipio madrileño de Valdemoro, en el kilómetro 25,500 de la carretera de Andalucía, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Además, los bomberos finalmente han rescatado el cuerpo sin vida del subteniente del Instituto Armado, Francisco Morcillo, de 61 años de edad, bajo los escombros del sótano, donde se ha producido el derrumbe y posterior incendio tras la explosión fortuita del material almacenado.

De los seis heridos, cinco han sido atendidos en la misma academia y otro ha sido trasladado al Hospital de Valdemoro, aunque se sabe que está fuera de peligro a pesar de la intoxicación sufrida por el humo del incendio de grandes dimensiones al que ha dado lugar la cadena de explosiones.

[foto de la noticia]

Las primeras investigaciones apuntan a la explosión en el área de desactivación de explosivos, situada en la primera planta del edificio MACEN, Mayoría Centralizada de la Guardia Civil, donde realizan prácticas los alumnos de la Escuela de Guardias Civiles de Valdemoro, y que ha provocado su hundimiento y ha desatado un incendio en el sótano, donde ha fallecido el guardia civil que allí se encontraba en esos momentos.

En el lugar de la explosión se halla un sótano en el que se almacenan las muestras que los Tedax conservan de los atentados. Se cree que se ha producido una combustión espontánea de una de las muestras que ha dado lugar a una serie de explosiones en cadena que ha producido el derrumbe del sótano.

Los guardias civiles de estas oficinas han sido desalojados al grito de "salir corriendo que el edificio explota", según ha relatado un testigo de los hechos. Estas oficinas albergan a unos 200 guardias civiles, según estimaciones de estas mismas fuentes.

Según ha explicado la madre de un Guardia Civil que trabaja en las oficinas colindantes del Colegio a ELMUNDO.es, se han escuchado al menos ocho explosiones, mientras que varios de los guardias civiles se encontraban en el interior de la academia en el momento de la explosión.

En el exterior del recinto Colegio Duque de Ahumada la tranquilidad es total y a estas horas los servicios de emergencia trabajan en la extinción de las llamas del edificio MACEN.

La explosión no se ha escuchado en el centro de la localidad madrileña, aunque desde el casco urbano sí se puede observar la columna de humo que ha generado dicha explosión.

La escuela se encuentra en el punto kilométrico 25 de la A-4 y linda al norte con el casco urbano de Valdemoro y al sur con el polígono industrial Albresa.

fuente: El mundo.es

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.