jueves, 10 de junio de 2010

La fragata Victoria fue requerida para asistir médicamente a la dotación de un barco libio asaltado en Somalia: varios piratas murieron en el intento.

Pasaban diez minutos de las diez de la mañana del pasado miércoles cuando la tripulación del barco libio MV RIM comunicó a los mandos de la Operación Atalanta que su tripulación había conseguido hacerse con el control de la situación. Y es que habían sido atacados por piratas.

El asalto había tenido lugar al norte de las costas de Somalia. Un grupo de piratas atacó al buque mercante libio RIM cuya tripulación consiguió controlar la situación poco después. No obstante, los piratas volvieron a intentarlo utilizando otra embarcación secuestrada, la MV VOC DAISY.

La intervención de la fragata Victoria, en un principio para socorrer a los heridos del buque libio –uno muy grave-, fue decisiva, según las informaciones que manejan los responsables de la Operación Atalanta y conocidas por El Confidencial Digital. Una vez dado el aviso a la fragata española ésta se presentó rápidamente en el lugar de los ataques y uno de sus helicópteros frenó la segunda intentona de los piratas somalíes para asaltar el buque libio.

Al parecer varios de los piratas murieron en el ataque. Aunque no hay cifras concretas al respecto.

El pasado viernes la tripulación del buque libio abandonó el barco y en el holandés Johan de Witt, que también participó en el rescate, fue trasladada a un puerto seguro.

La fragata Victoria relevó a finales de marzo a la Navarra integrándose así en la Operación Atalanta. Pertenece a la 41ª Escuadrilla de Escoltas y formará parte de ésta operación, según el calendario previsto durante 5 meses. Es el sexto barco de la Armada que participa en el despliegue europeo en aguas del Océano Índico y el primero en repetir pues ya participó en la operación entre enero y abril del 2009.

fuente: ECD

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada