jueves, 19 de agosto de 2010

El Ejército español despliega un nuevo sistema antiminas para el RG-31 en Afganistán.

18/08/2010 (Infodefensa.com) Madrid - El Ministerio de Defensa español tiene desplegado desde hace meses en Afganistán un nuevo sistema antiminas para los vehículos blindados RG-31 MK5E con la idea de reforzar aún más la protección de las tropas que patrullas por la provincia de Badghis, informó el Ejército de Tierra.

Según el último número del boletín Tierra, el sistema consiste en una serie de rodillos que se colocan delante del RG-31, uno vehículos especialmente diseñado para resistir minas y desplegado este año en Afganistán, y que provocan para provocar la explosión de minas o artefactos improvisados por contacto o presión.

El periódico no especifica el modelo o la empresa suministradora y también se desconoce la cantidad de sistemas adquiridos por el Ejército de Tierra española.

Los rodillos permiten a las unidades de Zapadores, que proporcionan la capacidad de reconocimiento de itinerario en apoyo a las unidades de maniobra, verifican la existencia de artefactos explosivos improvisados o minas en los puntos vulnerables de la ruta, donde la insurgencia elige normalmente para colocar IED.

Adquiridos en 2009

Según explica el boletín Tierra, los rodillos antiminas son la respuesta contra IED o minas que se activan por plato de presión. Las de control remoto de previenen con la instalación de inhibidores, algo que ya cuentas los vehículos en Afganistán.

El nuevo sistema fue adquirido en 2009 y, tras su empleo operativo en zona de operaciones, los informes recientes han sido satisfactorios. Cubre 2,7 metros de anchura en el terreno para adaptarse al RG-31, a quien se conecta gracias a un acoplamiento de tres conexiones, y es capaz de salvar un escalón de 45 centímetros

Esta compuesto, entre otros elementos, por dos rodillos apisonadores de alta resistencia, que permiten a los militares que los operan detectar cargas explosivas activadas por presión sin quedar expuestos a la onda expansiva.

Los rodillos conforman el núcleo del dispositivo y están apoyados por avances tecnológicos que también posibilitan neutralizar, por ejemplo, artefactos explosivos improvisados activados por cable, además de advertir de la presencia de otras 'bombas camineras' ideadas por la insurgencia y por los talibán.

Aumenta protección

El nuevo sistema de seguridad que ha incorporado el Ministerio de Defensa a los vehículos R-31 aumenta la protección de estos blindados, caracterizados por su alta resistencia a ataques con minas y con cargas explosivas.

El RG-31 Mk5E del Ejército español dispone además de otras medidas adicionales de seguridad, tanto en su habitáculo interior --en el que posee un avanzado sistema de extinción de incendios-- como en el exterior del vehículo.

Probado en los Balcanes en los años 90 y desplegado en la actualidad por varias naciones en escenarios como Afganistán e Irak, el RG-31 es un vehículo todoterreno blindado, con capacidad para entre seis y nueve ocupantes en su versión portapersonal -conductor, jefe de vehículo y soldados-.

Su peso máximo es de 17 toneladas y está dotado de un monocasco de acero con chasis en forma de 'v', característica principal de los MRAP para expandir la onda lanzada por una mina o un artefacto explosivo improvisado (IED).

La versión española está dotada con una torreta automática por control remoto 'Samson', desarrollada por la compañía israelí Rafael. La ametralladora ofrece un alto grado de precisión en el disparo, tanto de noche como de día y en movimiento, y garantiza una alta protección de los ocupantes del vehículo al no tener que exponerse el tirador en el exterior del blindado.

fuente: Infodefensa.com

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada