Ir al contenido principal

Las pruebas del LHD Juan Carlos I corroboran “una mejora de la propulsión”.

30/08/2010 (Infodefensa.com) Madrid - Las últimas pruebas del LHD Juan Carlos I, construido por Navantia para la Armada española, en las que se hizo hincapié en la respuesta de las hélices corroboraron "una mejora sustancial de la propulsión", según indicaron en el astillero público a Infodefensa.com.

Dichas pruebas, efectuadas entre el 24 y 25 de agosto en un área situada a quince millas de tierra situada entre las rías de Ferrol y La Coruña, tenían como principal objetivo la observación del comportamiento de las hélices, sustituidas tras detectarse problemas de cavitación.

Navantia indicó que, "pese a que no hubiera hecho falta" las hélices se cambiaron a sabiendas de que se mejoraría la propulsión, lo que se ha conseguido y, por tanto, las mejoras "se van a aplicar a los buques australianos".

La Armada australiana contrató los dos buques anfibios basados en el LHD Juan Carlos I en noviembre de 2007, incluyendo el diseño y construcción de dichos barcos, que desarrollarán conjuntamente Navantia y el astillero australiano BAE Systems Australia Defense al 80 y 20%, respectivamente.

Para las últimas pruebas del Juan Carlos I viajaron a bordo 250 personas, en su mayor parte técnicos de Navantia y empresas suministradoras, así como militares y personal del programa australiano como invitados.

Características del LHD Juan Carlos I

Con 230,82 metros de eslora, 32 de manga y 27.500 toneladas de desplazamiento a plena carga, el Juan Carlos I (L-61) se puede permitir una dotación reducida, 250 personas, gracias a la automatización. Asimismo, puede embarcar a más de 1.450 personas por periodos de hasta un mes. El 20% de la habilitación está previsto para personal femenino y destaca por su capacidad hospitalaria.

La propulsión es de tipo CODLAG (COmbined Diesel-eLectric and Gas turbine) que combina dos motores MAN y una turbina de gas General Electric. Dispone de dos cámaras de máquinas separadas. Una a popa albergando la turbina de gas y el correspondiente sistema de producción de energía eléctrica. La segunda está ubicada en proa y aloja dos motores diesel con los correspondientes generadores. Los elementos de impulsión son dos pods azimutales en popa, cada uno con un motor eléctrico de 11 megawatios que acciona dos hélices, una delantera y otra trasera.

Además, se han instalado prototipos de bastantes equipos y sistemas como los sistemas de estanqueidad de zonas de fuego en las grandes cubiertas de hangar y garaje, mediante mampararos desplegables o los radares de la familia Lanza desarrollados por Indra, así como el sistema de combate Scomba de Navantia Faba.

fuente: Infodefensa.com

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…