lunes, 6 de septiembre de 2010

Las demandas más destacadas, que la tropa y la marinería formen parte de la carrera militar y que un soldado pueda llegar a coronel.

Los militares están en pie de guerra por los nuevos planes previstos por la ministra de Defensa, Carme Chacón, en la Ley de la Carrera Militar. La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) llama a los "ciudadanos de uniforme" a secundar una "gran manifestación" el próximo 16 de octubre en el entorno del ministerio de Defensa.

Tal y cómo se publicó en estás páginas hace unas semanas -véalo aquí-, entre los afectados por la Ley de la Carrera Militar existe un clamor para acudir a la protesta vestidos de uniforme. Fuentes de la AUME explican a El Confidencial Digital que uno de los motivos de esta iniciativa es que el colectivo considera que “es una medida de presión eficaz”, que ha surtido efecto positivo a otros cuerpos, como al de la Guardia Civil.

La preocupación de los profesionales de las Fuerzas Armadas por el sistema de ascensos en el Ejército, que contempla la nueva Ley de la Carrera Militar, ha provocado un aluvión de recursos. Se considera no sujeto a derecho, por ejemplo, que un individuo con menor calificación y menos veteranía pueda obtener un ascenso antes que otro con mayor calificación y más permanencia en el Ejército. Ésta es una de las principales alegaciones que se están recibiendo en las oficinas de los servicios jurídicos de AUME por parte de los militares en las últimas semanas.

En el manifiesto de la convocatoria de la protesta, al que ha tenido acceso ECD, se destacan las principales demandas que los militares reclaman al departamento de Carme Chacón:

– Creación de un sistema de promoción desde soldado a coronel.

Integración de la tropa y la marinería en la carrera militar, donde se facilite la promoción y desaparezcan los “contratos basura”.

– Reestructuración de los sistemas de evaluación para el ascenso: que el mérito y la capacidad se mida con parámetros objetivos, pasando a un sistema más próximo al de concurso-oposición.

– El derecho a la libertad de expresión solo pueda limitarse por cuestiones de seguridad nacional.

– El derecho a un sistema de horarios, permisos y licencias similar al de los trabajadores de las administraciones públicas, con especial incidencia en los desplazados en misiones internacionales.

La AUME realizará en las próximas semanas una ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios para que presenten enmiendas de totalidad o sustitución al proyecto de ley. El plazo de presentación de alegaciones finaliza el próximo 17 de septiembre.

También se intensificarán en los próximos días las conversaciones con otras asociaciones militares y de la Policía Nacional y la Guardia Civil para recabar sus apoyos a la concentración, así como con los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO., puesto que la Ley de Derechos y Deberes afecta también al personal civil de Defensa.

El nuevo acto de protesta organizado por la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) será la tercera manifestación liderada por este colectivo ante el ministerio de Defensa.

La primera concentración reunió a varios cientos de militares ante el departamento en la etapa final de José Antonio Alonso al frente de Defensa, a finales de 2007, mientras que la segunda se desarrolló ya con Carme Chacón como responsable política de las Fuerzas Armadas en diciembre de 2009.

fuente: ECD

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada