viernes, 17 de septiembre de 2010

Un informe apuesta por una fuerza de intervención rápida para salvaguardar Ceuta y Melilla.

El documento apuesta por una fuerza de intervención rápida como respuesta disuasoria y aumentar las relaciones comerciales.

‘Hacía una estrategia de seguridad nacional para España’ fue un documento elaborado en febrero 2009 que encargó el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) a un grupo de trabajo presidido por Antonio Fonfría, profesor de la Univesidad Complutense de Madrid. Entre los componentes destacaba el coronel del Ejército del Aire perteneciente al Estado Mayor Conjunto, Vicente Serrano Mateos; el teniente coronel del Grupo de Artillería Antiaérea Ligera II/71, Ignacio Fuente Cobo; y Álvaro Albacete, del Ministerio de Exteriores y de Cooperación.

Soldados patrullando por la frontera de Melilla.

El informe desglosa el entorno de seguridad nacional y encuadra el país dentro del nuevo escenario internacional producto de los atentados del 11-M. En cuanto a los riesgos para la seguridad nacional distingue entre los específicos del propio país y las amenazas globales derivadas de las alianzas internacionales. En cuanto a los primeros, el documento señala directamente a las ciudades autónomas: “(Los riesgos específicos) se centran fundamentalmente en las reivindicaciones territoriales sobre Ceuta y Melilla y las islas y peñones del norte de África”. Si bien el riesgo es difícil que se materialice a “corto y medio plazo” de no revolverse el panorama regional, las experiencias de crisis pasadas como las del Perejil “indica que lo más probables es que España tenga que resolverlo en solitario, o con un apoyo muy restringido de sus socios y aliados”. Una soledad que es “específica de España y no existe en la mayoría de nuestros socios y aliados europeos”.

El documento sitúa a los territorios de soberanía española del norte de África como “un objetivo estratégico” ya que “constituyen un observatorio permanente y un extraordinario termómetro para medir y valorar los problemas africanos”.

Las principales líneas estratégicos para el mantenimiento de la soberanía que se recomiendan al Centro Superior de Estudios de Defensa es el mantenimiento de “una presencia militar permanente que ejerza un carácter disuasorio” y establecer “una fuerza militar en territorio nacional de reacción rápida que actúe como primera respuesta a cualquier agresión e impida la escalada”.

Peñon de "Vélez de la Gomera", posesión española en el norte de África.

Además de la utilización de la fuerza, el informe propone “incrementar los esfuerzos de concienciación sobre la importancia de estos territorios para la seguridad nacional” y utilzarlas como elemento de paz en la propia región: “Utilizar las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla como foco de contribución a la estabilidad de la región del Magreb, a través del incremento de las relaciones comerciales e intercambios culturales y de otras índoles en su entorno geográfico”.

Como el informe indica en su página de cierre el Centro de Estudios de Seguridad se desliga del trabajo que es “responsabilidad de los autores”.

fuente: El faro digital.es

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada