Ir al contenido principal

España pone fin a su misión militar en Bosnia.

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa viajará a Bosnia-Herzegovina para participar en el acto que pondrá fin a la misión ejecutiva de las fuerzas españolas en este país, tras 18 de participación en las operaciones que la UE, la ONU y la OTAN han desplegado en el país balcánico. Con la retirada de los últimos efectivos, las tropas españolas culminan la operación exterior de mayor duración de todas en las que ha participado el Ejército.

La titular de Defensa partirá la próxima madrugada desde la Base Aérea de Torrejón de Ardoz hacia la Camp Butmir, en Sarajevo, donde mañana tendrá lugar el Acto de Transferencia de Autoridad. En la actualidad, España aporta un total de 98 efectivos de los 1.890 con que cuenta la Operación Althea de la Unión Europea.

Con la salida de los últimos militares desplegados en Sarajevo, España finaliza así el repliegue progresivo que comenzó el pasado mes de febrero. No obstante, la presencia española no acaba aquí, ya que el fin de la misión Althea EUFOR de la Unión Europea dará paso a una nueva misión no ejecutiva de entrenamiento y asesoramiento en la que España podría contribuir con hasta 30 efectivos, según explicó la ministra de Defensa el pasado mes de diciembre.

En total, en estos 18 años, han estado desplegados en Bosnia 46.176 militares españoles, que han desempeñado tareas de pacificación, escolta de convoyes y reconstrucción. De ellos, más de 40.000 han sido aportados por el Ejército de Tierra.

En todos estos años, han perdido la vida 22 militares españoles y un intérprete, de los que 14 murieron en accidentes de tráfico, la mayoría a bordo de vehículos Blindados Medios de Ruedas (BMR).

El último incidente tuvo lugar en junio de 2008, cuando dos militares del Ejército de Tierra --el sargento Joaquín López Moreno y el teniente Santiago Hormigos, ambos pertenecientes al Batallón de Helicópteros de Ataque de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra-- fallecieron en un accidente de helicóptero en el que también murieron dos soldados alemanes.

Antes de este siniestro, en febrero de 2003, murió el brigada de la Guardia Civil José Andrés Yzarga, en un accidente de tráfico. La primera baja de las Fuerzas Armadas españolas en esta misión se produjo el 13 de mayo de 1993, cuando el teniente de la Legión Arturo Muñoz Castellanos perdió la vida por las heridas causadas por la metralla de una granada de mortero.

Por lo que se refiere a lo que esta misión ha supuesto para las arcas del Estado, el pasado mes de diciembre, en el Congreso de los Diputados, Chacón cifró en 1.860 millones de euros la inversión española hasta ese momento, de los que 40 millones corresponden a 2009.

INTEGRADOS EN OPERACIONES DE LA UE, LA OTAN Y LA ONU

Los primeros militares españoles llegaron a la zona en 1992, formando parte de la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (UNPROFOR), después de que así lo autorizaran sendos acuerdos del Consejo de Ministros, para la participación de las Fuerzas Armadas españolas en las acciones de ayuda humanitaria a la población de Bosnia Herzegovina, auspiciadas por la ONU y la UE, así como en la vigilancia en el marco de la OTAN.

Posteriormente, esta participación se transformó e integró, en diciembre de 1995, en la Fuerza de Implementación de la OTAN (IFOR), con el objetivo de poner en práctica el Acuerdo Marco General de Paz en Bosnia y Herzegovina, conocido como los Acuerdos de Dayton.

En diciembre de 2004 se convirtió en la misión Althea de la UE, en la que España ha sido el segundo país contribuyente, con 228 efectivos. La finalidad de esta operación era, por una parte, garantizar el cumplimiento de los aspectos militares de los Acuerdos de Dayton, pero también colaborar con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, para la detención de las personas perseguidas por crímenes de guerra y proporcionar un entorno de seguridad para que la policía pueda actuar contra el crimen organizado.

La entidad de las diferentes fuerzas multinacionales --UNPROFOR, IFOR, SFOR, EUFOR-- ha ido evolucionando en un proceso continuo de reducción, pasando desde los 60.000 militares iniciales a los 1.890 actuales.

TERCERA VISITA DE CHACÓN

La de mañana es la tercera visita que la ministra de Defensa hace a la base de Camp Butmir, después de la realizada el 29 de abril de 2008, días después de llegar al cargo, y el 13 de noviembre de 2009. Chacón llegó por primera vez a Sarajevo, en un avanzado estado de gestación, después de visitar Líbano, en su segundo viaje oficial. Su primera visita a tropas españolas en el exterior tuvo lugar en Afganistán.

Entonces, ensalzó la labor "esencial" desarrollada por las tropas españolas en Bosnia-Herzegovina para la paz y la conviviencia y animó a los militares a recoger "el fruto" de tantos años de trabajo para reconstruir "la devastación del horror" y asegurar la convivencia multiétnica en el país balcánico.

Su visita de octubre del pasado año estuvo enmarcada en un viaje oficial a los Balcanes, durante el cual se entrevistó con sus homólogos de Bosnia-Herzegovina, Serbia y Macedonia. Entonces, recibió en la Base de Camp Butmir a la selección española de fútbol, a quienes equiparó con las Fuerzas Armadas porque ambas "comparten principios y muestran los mejores valores de la sociedad".

A partir de ahora la presencia española continuará en Bosnia con su contribución a la misión no ejecutiva que la UE tiene previsto desplegar, con un total de 200 efectivos, para el asesoramiento y entrenamiento de las Fuerzas Armadas bosniacas en determinadas capacidades.

fuente: Europa Press.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…