Ir al contenido principal

Grupo de Regulares de Ceuta nº 54.

Texto: Ejército de Tierra.

HISTORIAL:

Creación

A raíz de los acuerdos y tratados internacionales firmados por España a principios del S. XX y a fin de establecer en Marruecos, dentro de la zona de influencia asignada, una acción de Protectorado, el Gobierno español decidió la creación de unas fuerzas nutridas con personal indígena afectos a España capaces de cooperar en las operaciones tácticas, en misiones de vanguardia, con el resto del Ejército. De este modo, S.M. el Rey Alfonso XIII dispuso la creación por Real orden circular de 30 de junio de 1911 de un Batallón de Infantería con cuatro Compañías y un Escuadrón de Caballería que recibió por nombre FUERZAS REGULARES INDÍGENAS DE MELILLA, organización que supuso una innovación en las anticuadas técnicas de combate del Ejército español, siendo nombrado para su mando y organización el Teniente Coronel de Caballería don Dámaso Berenguer Fusté.

De las Fuerzas Regulares de Melilla al Grupo de Regulares de Ceuta nº 54

El bautismo de fuego de la Unidad fue el 18 de enero de 1912 en la ocupación de Monte Arruit, produciéndose sus primeras bajas en combate el 19 de febrero del mismo año, aunque la razón de ser de estas Fuerzas no llegaría hasta el 14 de mayo con la ocupación del Aduar de Haddú-Al-Lal u Kaddur, cuando con la muerte del cabecilla rebelde Mizzián a manos de dos soldados Regulares se da por terminada la Campaña del Kert (1911-1912). Concediéndose en estas operaciones la primera Cruz Laureada de San Fernando a un componente de la Unidad, el teniente de Caballería don Jaime Samaniego y Martínez Fortún, muerto en el asalto a esta posición.

De la acción de Kaddur salió tan fortalecido el prestigio de la Unidad que cuando en mayo de 1913 empeora la situación en la zona occidental del Protectorado se decide enviarla hasta allí, ocupando su lugar en el Campamento General de Tetuán, donde por Real orden de 7 de diciembre de 1916 toma la denominación de GRUPO DE FUERZAS REGULARES INDÍGENAS DE TETUÁN Nº 1.

La actividad del Grupo es muy intensa, participando sin descanso en cuantas operaciones se llevan a cabo: Loma de las Trincheras, Biut, Beni Madan, Monte Cónico, Harcha, Cudia Hedia, Gorgues, Cudia Tahar, Hafa El-Mas, Mura Tahar, Xauen (1920), Dar Acoba, Miskrela, Dar Akarrat, Afernún, Cuenca del Lau e inmediaciones de Xauen (1924), Adgós, Cobba-Darsa, Peñas Kaiat, Tagsut, Kala Alto y Bajo, desembarco de Alhucemas, Fondak de Ain Yedida y finalmente otra vez Xauen, donde en julio de 1927 conoce la finalización de las Campañas de Marruecos, donde mostró un gran comportamiento y ganó el derecho a tener Bandera propia.

Concluida la Campaña de Marruecos continuó con en el desarme de las cabilas asegurando la paz y facilitando la realización de las infraestructuras de las ciudades y comunicaciones en la Zona del Protectorado.

Durante la II República continuó con su labor anterior, participando además de manera activa en los Sucesos Revolucionarios de Asturias; en octubre de 1934.

Cuando estalla la Guerra Civil, constituye una vez más junto a las otras unidades de Regulares y el Tercio la columna vertebral del Ejército de Franco, participando activamente en la mayoría de las acciones bélicas que tienen lugar en la misma: Avance hacia Madrid, Toledo, Ciudad Universitaria, Batalla del Jarama, Teruel, Batalla del Ebro, Frente de Cataluña, etc. A lo largo de la contienda llegó a tener hasta doce Tabores de Infantería y uno de Caballería.

Concluida la Guerra, la situación internacional obligó a mantener un fuerte Ejército en el Norte de África, y por ello los efectivos de las Fuerzas Regulares Indígenas sufren, por O.C. de 29 de julio de 1940, una profunda reorganización. Se separan las dos Armas y se constituyen Grupos de Fuerzas Regulares Indígenas de Infantería y de Caballería, mandados cada Grupo por un coronel, y en segundo lugar cada Grupo (existían cinco) se desdobla, organizándose con el Tetuán nº 1, en base a los Tabores III, IV y VIII, el Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Infantería.

Con la independencia de Marruecos, el 17 de junio de 1956, el Grupo pasaría progresivamente a Ceuta, quedando la 1ª Cía. destacada en Punta Leona hasta abril de 1961. En 1962, una vez terminado el Repliegue, el Grupo pasa definitivamente a su Acuartelamiento Coronel Fiscer.

El 31 de julio de 1985, en cumplimiento de la I.G. 10/85 del EME, sobre la organización de la 2ª Región Militar Sur, cambia de denominación, pasando a llamarse Regimiento de Infantería Motorizado REGULARES DE CEUTA Nº 54, con sus Batallones denominados TETUÁN y LARACHE, y recogiendo, en custodia los Historiales de los Grupos de Regulares de Ceuta nº 3, Larache nº 4, Xauen nº 6, Arcila nº 9, Bab-Tza nº 10 y del Regimiento de Infantería Ceuta nº 54. En este año el II Batallón pasa al Acuartelamiento González-Tablas donde posteriormente lo harían, en 1990, la PLMM y, en 1998, el I Batallón.



Últimos cambios

El 30 de junio de 1996, tras la reorganización de las Comandancias Generales de Ceuta y Melilla y en virtud de la Directiva 1/96, pasa a denominarse Regimiento de Infantería Ligera Regulares de Ceuta nº 54, compuesto de PLMM, Compañía de Defensa Contracarros y dos Batallones, denominados BIL. AFRICA I/54 y BIL. LARACHE II/54.

A partir de 1998, comienza la profesionalización de nuestras Fuerzas Armadas, con la paulatina incorporación de Soldados Profesionales a nuestras filas y por último, la llegada del siglo XXI trajo consigo la recuperación de la denominación de Grupo, pasando a denominarse desde el 07 de febrero del 2000 (B.O.E. 15 de febrero) como GRUPO DE REGULARES DE CEUTA Nº 54, así como la disolución del TABOR LARACHE II/54, en abril del 2003, y la participación de una compañía, denominada González-Tablas, en Misiones de Paz en Kosovo entre los meses de septiembre a marzo de 2003 y del Grupo, también en Kosovo, entre diciembre de 2007 y abril de 2008.

foto: Regulares GR-52 (de Melilla).
ORGANIZACIÓN:
  • Mando y Plana Mayor de Mando.
  • Tabor Tetuán I/54 (batallón):
  • Compañías de fusiles: unidad de maniobra y elemento táctico básico del tabor.
  • Compañía de mando y apoyo: unidad que auxilia la acción de mando y control del jefe del tabor además de proporcionar reservas y apoyos de fuego.
  • Compañía de servicios: unidad encargada de proporcionar al tabor el suministro de todo tipo de material: alimentación, combustibles, munición, etc.; de entretener, recuperar y evacuar material, vehículos, armamento y transmisiones, así como suministrar y distribuir piezas de repuesto y herramientas; y de aplicar las normas de medicina preventiva, suministrando y distribuyendo el material sanitario y farmacéutico y el de recogida y traslado de enfermos y heridos.

HIMNO REGULARES: (Clickar sobre la flechita azul "play")



Soy soldado Regular
nacido en tierra española
orgulloso de servirla
con bravura y sin igual.
.
Formaré la vanguardia al luchar
y al morir marcharé sin temor
porque así me cubriré de honor
que es la gloria mayor a esperar.
.
Luchar, vencer y resistir
saber morir y padecer
tal consigna ha de tener
el que me quiera seguir.

A luchar y a sufrir
nadie nos podrá igualar
porque sabemos morir.
Es imposible seguir al soldado regular.
¡A luchar, a vencer, a morir!

Cuando me mandan luchar
soy ejemplo de leales
Soldado de Regulares
victorias a conquistar.

La Bandera española ha de ser
defendida por mí al combatir,
su presencia nos hará vencer
si juramos por ella morir.

Con paz, justicia y con amor
la paz al mundo llevaré
porque en mi pecho está el valor
unido a Dios por la Fe.

A luchar y a sufrir
nadie nos podrá igualar
porque sabemos morir.
Es imposible seguir al soldado regular.
¡A luchar, a vencer, a morir!



fuente: Ejército de Tierra.

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…