Ir al contenido principal

Acto de reconocimiento a los 46.000 soldados que han participado en la misión de Bosnia-Herzegovina y llegada del último contingente.

La ministra de Defensa, Carme Chacón ha elogiado hoy el trabajo realizado por los más de 46.000 hombres y mujeres que han cumplido su cometido en Bosnia-Herzegovina durante los últimos 18 años y que, paso a paso, han ayudado a abrir camino a la paz y la reconciliación. “Su ejemplo y su sacrificio nos marcan el camino para las misiones que ahora mismo realizamos en Líbano, el Golfo de Adén o Afganistán, donde nuestros soldados se arriesgan a diario para que también un día esos lugares disfruten de seguridad y de paz”, subrayó.

foto: mde.es (La última bandera española es entregada al director del museo del ejército.)

Durante el acto de reconocimiento a los militares que han participado en la misión de Bosnia-Herzegovina, que ha sido presidido por Su Majestad el Rey en la Base Aérea de Torrejón, Carme Chacón señaló que la misión en el país balcánico ha puesto de manifiesto que “siempre existe un camino para la paz en los lugares donde no parece que haya esperanza”, y añadió que “esa paz sólo se consigue con voluntad, con esfuerzo y con compromiso”. “Todos estamos en deuda con esos valientes que arriesgaron sus vidas para llevar la paz a los Balcanes, que todos sabíamos que era la paz de Europa”, dijo.

Por último, Carme Chacón dedicó un recuerdo especial a los 22 militares y un intérprete que fallecieron en el transcurso de la misión, cuyos nombres fueron citados durante el Homenaje a los Caídos con el que concluyó el acto.

foto: mde.es (bandera OTAN)

Antes del inicio del homenaje, la ministra de Defensa, acompañada del JEMAD, ha recibido a pie de pista al último contingente español que ha participado en la operación EUFOR Althea, bajo el mando del teniente coronel Ángel Herrezuelo, que a

terrizó en la Base de Torrejón procedente de Sarajevo. Posteriormente, tras recibir los honores de ordenanza y pasar revista a la compañía de honores, S.M. el Rey saludó a los componentes del último contingente desplegado en Bosnia-Herzegovina.

foto: mde.es (homenaje a los caidos)

Al acto han asistido, entre otras autoridades civiles y militares, la ministra de Defensa, Carme Chacón; el jefe de Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez; los jefes de Estado Mayor del Ejército de Tierra, Fulgencio Coll; de la Armada, Manuel Rebollo; y del Ejército del Aire, José Jiménez; el ex secretario general de la OTAN, Javier Solana; el ex administrador europeo de Mostar, Ricard Pérez Casado; el ex Alto Representante Internacional para Bosnia, Carlos Westendorp; y los ex ministros de Defensa Julián García Vargas, Gustavo Suárez Pertierra y Eduardo Serra.

REPRESENTACIÓN DE BANDERAS Y GUIONES

La parte central del acto de reconocimiento al personal participante en misiones en Bosnia-Herzegovina comenzó con la entrada, en el patio de armas del Ala 12 de la Base de Torrejón, de una representación de las banderas y guiones bajo los cuales han prestado sus servicios los 46.000 hombres y mujeres desplegados en el país balcánico durante los últimos 18 años.

Los guiones hicieron su entrada en el patio agrupados en las cuatro etapas principales del despliegue de las fuerzas, junto a las banderas de las organizaciones internacionales que lideraron las operaciones en cada una de dichas etapas.

De esta manera, en primer lugar, se incorporaron la bandera de Naciones Unidas y los guiones de las unidades que desplegaron en la Fuerza de Protección de Naciones Unidas (UNPROFOR). El primer contingente terrestre español que desplegó en Bosnia-Herzegovina fue la Agrupación Táctica ‘Málaga’, en octubre de 1992, organizada sobre la base de una bandera del IV Tercio de la Legión, al mando del coronel Francisco Javier Zorzo.

La Armada española desplegó también en 1992 para contribuir al embargo marítimo decretado con la operación “Sharp Guard”. A la fragata ‘Extremadura’, que desplegó en julio de 1992, le siguieron hasta 1996 la totalidad de las fragatas de la clase Baleares y de la clase Santamaría, y los submarinos Siroco, Tramontana y Mistral, interviniendo igualmente los aviones P3 Orión de patrulla marítima. Pero el primer avión del Ejército del Aire español que tomó tierra en Yugoslavia lo hizo en julio de 1992, cuando España inició su participación en el transporte de ayuda humanitaria a la ciudad de Sarajevo.

Posteriormente, en noviembre de 1994, se inició la participación española en la operación aérea “Deny Flight”, de vigilancia del espacio aéreo yugoslavo, enviando a la zona un destacamento compuesto por ocho aviones “F-18”, dos “KC-130 Hércules" cisterna y un “C-212” Aviocar, que se integraron en el dispositivo establecido por la OTAN desde las bases aéreas de Aviano y Vincenza, en Italia.

ENTRADA DE LA BANDERA DE LA OTAN

A continuación, entraron en el patio de armas la bandera de la OTAN y los guiones representativos de su Fuerza de Implementación (IFOR), mediante la que la Alianza Atlántica se hizo cargo de la operación en Bosnia Herzegovina en diciembre de 1995.

foto: mde.es (homenaje a los caidos)

Durante esta fase, el Ejército del Aire mantuvo el destacamento autónomo ‘Ícaro’ en Aviano, e inició el despliegue de los destacamentos de control aerotáctico, provenientes principalmente de la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas, que continuaría a lo largo de las sucesivas misiones.

Desde el primer momento, el cumplimiento de la misión por las fuerzas españolas contó también con la contribución del personal de los Cuerpos Comunes, especialmente de los miembros de los Escalones Médicos Avanzados.

La tercera fase fue representada con la entrada de los guiones que participaron en la Fuerza de Estabilización de la OTAN (SFOR), desplegada desde diciembre de 1996 hasta diciembre de 2004 para avanzar en la consolidación de la paz y la aplicación de los Acuerdos de Dayton.

España siguió firme con su compromiso, y el Ejército de Tierra participó en esta fase con un total de 21 agrupaciones tácticas, de las cuales 8 fueron de entidad Brigada, y sus correspondientes Escalones Logísticos Avanzados. La Armada continuó durante estos años con la integración de sus grupos y subgrupos tácticos de Infantería de Marina en las diferentes brigadas y agrupaciones.

El Ejército del Aire, por su parte, realizó en esta fase el mayor esfuerzo en su historia por número de personal destacado y misiones realizadas, manteniendo su destacamento en Aviano hasta 2002, y totalizando más de 8.500 misiones de F-18 y más de 1.500 misiones de reabastecimiento en vuelo.

La Guardia Civil, que se había incorporado ya a las operaciones en julio de 1994, se integró a los largo de los años en las diferentes agrupaciones, así como en unidades multinacionales de policía bajo las banderas de todas las organizaciones internacionales que han desarrollado misiones en Bosnia. En total más de 2.000 guardias civiles han cumplido su misión en estas tierras, de los cuales más de 1.100 lo hicieron bajo bandera de la OTAN en la fuerza de SFOR.

En junio de 1997 al hacerse cargo de la Oficina del Alto Representante en Bosnia Herzegovina el embajador español Carlos Westerndorp, se incorporó a la misión un grupo de oficiales españoles, despliegue que se mantendría hasta 2003.


OPERACIÓN ‘EUFOR.ALTHEA’

Finalmente, el acto de homenaje contó con la presencia de la bandera de la Unión Europea y los guiones de su operación ‘EUFOR Althea’, lanzada en 2004 en el marco de la Política Europea de Seguridad y Defensa. El Ejército de Tierra participó en esta fuerza hasta junio de 2007 con 7 agrupaciones y 6 unidades de apoyo logístico, iniciando además el despliegue de los Equipos de Enlace y Observación, LOT.

En este período, la Armada continuó con su aportación a las agrupaciones y al despliegue de equipos LOT. A partir de febrero de 2007, los infantes de marina asumieron la responsabilidad de proporcionar el grueso de la participación española en la misión, trasladándose el contingente español de Mostar a Sarajevo. España pasó así a liderar el Batallón Multinacional de EUFOR, que se constituyó en la única unidad de maniobra en la misión.

Durante la operación Althea, España tuvo por primera vez la oportunidad de asumir el Mando de la Fuerza Multinacional en Bosnia-Herzegovina, siendo designado para ello entre el 4 de Diciembre de 2007 y el 4 de diciembre de 2008 el general Ignacio Martín Villalaín.

ENTREGA DE LA BANDERA NACIONAL

Tras concluir la entrada de las banderas y guiones de las distintas agrupaciones, el teniente coronel Herrezuelo, jefe del último contingente desplegado en Bosnia-Herzegovina, hizo entrega al Jemad de la última bandera nacional que ondeó en la Base ‘Camp Butmir’ de Sarajevo. A continuación el Jemad, tras solicitar permiso a la ministra de Defensa, entregó la bandera a S.M. el Rey, quien se la dio al director del Museo del Ejército de Toledo, donde será exhibida a partir de ahora.

foto: mde.es (JEMAD entrega la bandera a S.M el Rey).

Tras las palabras de la ministra de Defensa se celebró el Homenaje a los Caídos, durante el cual el general Francisco Javier Zorzo y el teniente coronel Ángel Herrezuelo, que fueron los jefes del primer y último contingentes españoles en el país balcánico, respectivamente, junto al general Ignacio Martín Villalaín, que comandó las Fuerzas de la Unión Europea en Bosnia-Herzegovina durante 2008, depositaron una corona en recuerdo de los militares fallecidos durante la misión.

fuente: mde.es

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

24h en un portaaviones americano (I) - volar y aterrizar en un C-2 Greyhound

En esta y las próximas publicaciones os contaré toda la historia de cómo embarqué en el portaaviones USS John C. Stennis (CVN-74), de la marina de los Estados Unidos (US Navy) y las impresiones de todo lo que hicimos durante la 24 horas que pasamos a bordo de uno de los buques de guerra más impresionantes del mundo, pieza clave y esencial para la defensa de los intereses globales de la primera potencia económica mundial.
El portaaviones CVN-74. Fuente: MC3 Mike Pernick, USS John C. Stennis
El embark o embarque se inició en San Diego (California) la mañana del sábado 21 de abril de 2018 y se alargó un poco más de 24h hasta el domingo 22 de abril a las 14:00. Es decir, también pasamos la noche en la mar y dormimos en el buque.
Llegado a este punto te estarás preguntando... ¿Cómo alguien que vive en España, y no es estadounidense, consiguió llegar hasta aquí? Te lo explico antes de que sigamos con la visita.
En noviembre de 2017 el US Naval Air Forces Command, el Mando encargado de sostener …

24h en un portaaviones americano (III): dependencias aéreas

En el post anterior os expliqué cómo funcionaban las operaciones aéreas en un portaaviones, en este post os hablaré de otros espacios relacionados con la actividad de vuelo.
Ready rooms
En estas salas, un nivel por debajo de la cubierta, es donde los escuadrones preparan sus misiones, reciben sus briefings y rellenan su papeleo antes y después de cada vuelo. Cada Escuadrón tiene su sala, decorada según sus colores y demás señas de identidad.

En ellas hay comodas sillas asignadas a cada piloto, grandes tablones blancos donde se escriben los planes del día y las misiones, así como un par de pantallas donde se puede ver, en directo, la actividad de la cubierta en blanco y negro. Todos los despegues y aterrizajes se graban en vídeo y pueden ser vistos a través de estas pantallas, que por lo general están disponibles en todas las estancias que tienen relación con las operaciones aéreas así como en el despacho del Comandante y similares.
Al entrar a la derecha encontramos una oficina donde real…