Ir al contenido principal

Se disuelve la Fuerza Logística Terrestre 1.

No será hasta el próximo día 1 de enero de 2011 cuando suceda, pero puede considerarse que, desde ayer, Sevilla ya no tiene Fuerza Logística Terrestre, toda vez que se hizo entrega a la Brigada Logística de Zaragoza del guión de esta unidad, con lo que se disuelve el cuartel general de la citada Fuerza, tras 35 años de permanencia en la ciudad, concretamente en el Acuartelamiento «Pineda» —otrora «Queipo de Llano»—.

Y es que la remodelación y adaptación orgánica —Orden 3771 del 10 de diciembre de 2008— que está llevando el Ministerio de Defensa de determinadas unidades hace que la de Sevilla, a partir del próximo año, se integre en la Brigada Logística, sita en Zaragoza y que depende de la ubicada en La Coruña.

Si bien en el edificio seguirán estando en servicio otras unidades, caso de Jefatura de Personal, la unidad de Música —el antiguo Soria 9— y la unidad de Servicios, sí deja de ser cuartel general de la FLT-1.

El acuartelamiento, antiguo hospital «Queipo de Llano», situado entre Bellavista y Montequinto, vivió ayer una jornada emotiva y que ponía un punto y aparte, que no final —por ahora—, de este emblemático edificio que data del 9 de noviembre de 1937. Fue el general de División Juan Enrique Aparicio Hernández-Lastras quien presidió el acto de entrega del guión del cuartel general y, por ende, de la disolución de éste. Al mismo asistieron los antiguos jefes y componentes de la Unidad.

Tras las novedades y pasar revista, el general Aparicio Hernández-Lastras se dirigió a todos los presentes para resaltar los 25 años de historia de esta unidad como tal en Sevilla, siempre «en permanente estado de transformación», pero asumiendo con entrega y esfuerzo todos los retos a los que ha sido sometida. «Ahora, hemos de dar un paso más. Precisa el Ejército dimensionar sus unidades para conseguir un mejor modelo de eficacia. No se trata, pues, de un plan caprichoso».

Profesionalidad

Recordó el general, igualmente, la participación de la FLT-1 en unidades en la OTAN y en la Unión Europea, «siempre con la profesionalidad que se nos ha demandado. Por eso quiero que todos os sintáis orgullosos porque habéis demostrado de la pasta que están hechos los hombres y mujeres que hasta ahora han servido en la Fuerza Logística Terrestre 1».

Uno de los momentos que más sentimientos despertó fue la entrega del guión a la Brigada Logística de Zaragoza, así como el homenaje a los caídos por España, ya que la corona de laurel fue llevada por el primer jefe que tuvo el cuartel general, el general de División José Antonio Segura Fernández, y por el actual y último, el general de Brigada José Gallegos García-Lorenzana, que precedieron al general de División José Enrique Aparicio Hernández-Lastras.
La Fuerza Logística Terrestre-1 contaba en la actualidad con unos 60 hombres y mujeres de tropa y unos 50 mandos. A partir de ahora, quedan a la espera de destino.

La FLT-1 quedó constituida como tal a partir de julio de 2005. Sin embargo, el embrión de lo que ha sido esta unidad logística son los antiguos Malzir —Mando de Apoyo Logístico de la Zona Interregional. Fue en septiembre de 1985 cuando se crea el Malzir-Sur, que ocupa las instalaciones del antiguo Hospital «Queipo de Llano» y que venían siendo ocupadas por el cuartel general de la antigua división «Guzmán el Bueno, número 2». Posteriormente, y como consecuencia del «Plan Norte», a partir de julio de 1998 se crea el Malre Sur —Mando de Apoyo Logístico Regional Sur— para, finalmente, crearse en 2005 la Fuerza Logística Terrestre.

Como esta última, la unidad, en su tiempo de vida, ha estado desplegada en misiones en Bosnia, Albania, Kosovo, Pakistán, Líbano y Afganistán.

Ayer, Sevilla perdió un trozo de su historia militar al decir adiós a la Fuerza Logística Terrestre-1.

fuente: ABC (Sevilla)

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

24h en un portaaviones americano (I) - volar y aterrizar en un C-2 Greyhound

En esta y las próximas publicaciones os contaré toda la historia de cómo embarqué en el portaaviones USS John C. Stennis (CVN-74), de la marina de los Estados Unidos (US Navy) y las impresiones de todo lo que hicimos durante la 24 horas que pasamos a bordo de uno de los buques de guerra más impresionantes del mundo, pieza clave y esencial para la defensa de los intereses globales de la primera potencia económica mundial.
El portaaviones CVN-74. Fuente: MC3 Mike Pernick, USS John C. Stennis
El embark o embarque se inició en San Diego (California) la mañana del sábado 21 de abril de 2018 y se alargó un poco más de 24h hasta el domingo 22 de abril a las 14:00. Es decir, también pasamos la noche en la mar y dormimos en el buque.
Llegado a este punto te estarás preguntando... ¿Cómo alguien que vive en España, y no es estadounidense, consiguió llegar hasta aquí? Te lo explico antes de que sigamos con la visita.
En noviembre de 2017 el US Naval Air Forces Command, el Mando encargado de sostener …