jueves, 15 de septiembre de 2011

La Guardia Civil renueva su uniforme.

Madrid. (EFE).- Gorras deportivas, polos en dos tonos de verde, pantalones tipo cargo con seis bolsillos y chaquetas desmontables, son las señas de identidad del nuevo uniforme de la Guardia Civil que, sin embargo, mantiene el tricornio para el uniforme de bonito, el traje que se viste en actos oficiales.

El director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, ha presentado hoy la nueva uniformidad de los agentes del instituto armado, que podrá verse en una veintena de comandancias a partir del próximo lunes y que sustituirá definitivamente al uniforme actual a lo largo de 2012.

Las compra de las nuevas prendas -58.000 uniformes en total- supone una inversión de 21,5 millones de euros, aunque la Guardia Civil confía en que, a la larga, suponga un ahorro, ya que los tejidos son más resistentes y prolongan su vida útil. Además de las gorra, los polos de manga corta y larga, los nuevos pantalones y la chaqueta con forro polar desmontable, que recuerdan en su estética cómoda y deportiva al actual uniforme de la Policía Nacional, los guardias civiles calzarán unos nuevos zapatos de "trekking urbano" con membrana de Gore-tex.

En todas las prendas, que adoptan un tono de verde más oscuro del tradicional, puede leerse claramente la inscripción "Guardia Civil", además del emblema del instituto. El diseño del uniforme, unisex y adaptado para que puedan vestirlo hombres y mujeres, parte de una concepción modular: es decir, combinando un número reducido de prendas se pueden cubrir la mayoría de las condiciones meteorológicas y ambientales a los que se enfrentan los agentes todo el año. Se caracterizan también por el empleo de textiles técnicos, con membranas transpirables, cortavientos, repelentes al agua, elásticas, fáciles de lavar y que apenas necesitan plancha.

La mayoría de los agentes dispondrán solo de este nuevo uniforme, con la excepción de determinadas unidades, como los Tedax, el Seprona, o los motoristas de Tráfico, que vestirán uniformes adaptados a sus necesidades.

El tricornio se reserva para los actos oficiales y para aquellos agentes que custodien edificios públicos y que seguirán vistiendo el uniforme tradicional con pantalón, camisa, corbata y guerrera. Lo que sí desaparece por completo es la llamada gorra teresiana, que se introdujo en el vestuario del Cuerpo en los años 80, muy utilizada por las patrullas en coche de la Agrupación de Tráfico y en los servicios ordinarios en el ámbito rural.

"El nuevo uniforme combina tradición con modernidad", ha destacado Velázquez en la presentación del nuevo vestuario, confeccionado por una Unión Temporal de Empresas, cuyo principal adjudicatario tiene su sede en Redondela (Pontevedra).

fuente: La Vanguardia.

*a otra cosa mariposa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada