Ir al contenido principal

El motor de los submarinos S-80.

La fabricación del primero de los submarinos de la clase 80 entra en una fase decisiva. Así quedó de manifiesto ayer con la celebración en el astillero de Cartagena del embarque del motor eléctrico principal en el S-81 (que se llamará 'Isaac Peral'). El montaje está considerado un hito importante porque el equipo ha sido desarrollado como proyecto puntero de I+D+I por Navantia y la multinacional española Gamesa.


Junto con el propulsor de aire (AIP), el motor es una de las joyas del proyecto de submarinos españoles ya que tanto sus dimensiones como su peso son hasta un 20% inferiores al de otros de características similares, como los que propulsan a los Scorpene franceses. Fuentes de la constructora naval explicaron que el rendimiento del motor durante la fase de pruebas ha sido «excelente». Desarrolla una potencia máxima de 3.500 kilovatios de forma continua, que es 50% superior a la de otros submarinos. Además, su firma acústica es extremadamente baja.

El director del astillero, Manuel Filgueira, destacó que el embarque permitirá abordar ahora la recta final de la construcción del 'Isaac Peral'. En primavera comenzará el ensamblaje de las dos primeras secciones, de las cinco en las que fue dividido para su construcción. La previsión es que a finales de noviembre todo sea una pieza.

Filgueira aseguró el cumplimiento de las fechas para que el buque pueda ser puesto a flote en mayo de 2013. «El astillero de Cartagena está satisfecho con el desarrollo del programa. No se oculta que ha habido dificultades tecnológicas que se han solucionado con la ayuda de la Armada», admitió.

Durante el acto, el almirante jefe de la Fuerza de Acción Marítima, Javier Franco Suanzes, dijo constatar la existencia de una industria naval cualificada y con capacidad tecnológica para desarrollar los buques que demanda la Armada para los nuevos tiempos. Franco Suanzes encabezó la representación militar junto con el jefe del Arsenal, Fernando Zumalacárregui Luxán, y el general comandante de la Fuerza de Protección, Luis Meléndez Pasquín.

La construcción de los cuatro primeros submarinos de la clase 80 proporcionará trabajo a Navantia al menos hasta 2019. Filgueira explicó que este programa se desarrolla con el 25% de mano de obra propia y un 75% de empresas subcontratadas, muchas de ellas de fuera de Cartagena. Por eso dijo entender que los sindicatos de Navantia reivindiquen más trabajo para las empresas locales y muestren su preocupación por la falta de encargos en la factoría de Motores.

fuente: http://www.laverdad.es/murcia/v/20120216/cartagena/motor-extraordinario-para-20120216.html

Más: http://www.infodefensa.com/?noticia=navantia-ultima-el-principal-motor-electrico-para-el-primer-submarino-s-80-de-la-armada

*a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.