Ir al contenido principal

El socorro llegó de manos españolas, afganos aislados por la nieve.

 Qala e Naw, (Badguis), Afganistán. El pasado 17 de marzo, más de 16 palés de alimentos fueron depositados por dos helicópteros "Chinook" del Ejército de Tierra español en el valle de Muhammad Khan. Los pobladores de las distintas localidades que se encuentran en la zona, reclamaron esta ayuda a mediados del pasado mes de febrero, cuando las extremas condiciones climatológicas dejaron más de un metro de nieve sobre las rutas de comunicación por las que se abastecen.

foto: mde.es

Alertada la Jefatura de Desastres del gobierno de la provincia de Badghis, se iniciaron las gestiones para reabastecer a las 53 familias que se habían quedado aisladas. El principal problema con el que se encontraron los organismos oficiales era cómo trasladar los 80 sacos de harina de 50 kilos cada uno, las 50 garrafas de aceite de 10 litros y los 50 sacos de arroz de 25 kilos que habían recabado como ayuda de emergencia. Ante tal situación, los dirigentes afganos decidieron solicitar el apoyo del equipo de reconstrucción provincial español (PRT), cuyo área de responsabilidad comprende el valle afectado. Aun no siendo su principal misión, la fuerza española accedió a transportar la ayuda allí donde se necesitaba.

Numerosos inconvenientes implicaban el cumplimiento de la misión, pues era necesario paletizar adecuadamente la mercancía y trasladarla con todas las garantías de seguridad que implica el movimiento de las aeronaves por una zona que, si bien se encuentra pacificada, no está exenta de riesgo. Por otra parte, las condiciones meteorológicas no acompañaron hasta bien entrada la mañana del día 17, factor que retrasó en dos ocasiones el movimiento.

El valle de Mohammad Khan se encuentra próximo al paso de Sabzak, único puerto transitable al tráfico rodado que, a través de la Ring Road, une la cabecera de la región, Herat, con la capital de Badghis, Qala i Naw. Rodeado de elevaciones que alcanzan los 2000 metros, es una zona de difícil acceso que permanece cubierta de nieve durante todo el invierno hasta bien entrada la primavera.

Las fuerzas españolas, que mantenían en la zona el puesto de combate avanzado (COP) "Montserrat", transfirieron la seguridad del mismo al nuevo ejército afgano (ANA) en 2011, una vez ya pacificada el área.

El vuelo contó con la aportación del Sr. Golmohammad Arefi, representante de la Media Luna Roja en Qala i Naw, quien con su profundo conocimiento del área, colaboró en la localización de la zona exacta de aprovisionamiento, que al llegar se encontraba ya balizado por los habitantes locales.

A las 16.30 se dio por completada la misión, al haber sido depositada la totalidad de la carga en el punto establecido, con total éxito. Las autoridades del gobierno de Badghis, en nombre de los beneficiarios, transmitieron al PRT español su agradecimiento por tan significativa acción.

fuente: mde.es

 *a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…