Ir al contenido principal

Visita de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias al EADA y a la ETESDA en la Base Aérea de Zaragoza.

En la mañana del 10 de abril, Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, ha visitado el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) y la Escuela de Técnicas de Seguridad, Defensa y Apoyo (ETESDA), con sede ambas en la Base Aérea de Zaragoza.

A su llegada ha sido recibido por el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, general del aire José Jiménez Ruiz, al que ha acompañado el general jefe de la Base Aérea de Zaragoza, general de brigada Francisco Molina Miñana, rindiéndose a continuación los Honores de Ordenanza.


Durante la visita al EADA, su jefe, el teniente coronel Santos, ha realizado una presentación para después dar paso a un ejercicio táctico, durante el cual se demostraron in situ parte de las capacidades principales del Escuadrón, complementándose con una exposición dinámica del diverso material del que está dotada esta Unidad.

Dicho ejercicio táctico se inició con la inserción mediante lanzamiento paracaidista de un Equipo de Control de Combate (CCT), con el cometido de dar protección, asegurar y ejercer el control del tráfico aéreo en una pista de aterrizaje eventual en una base de despliegue. Este equipo permitiría, mediante sucesivas rotaciones de aeronaves de transporte, completar el despliegue de los medios necesarios para el establecimiento de una Base Avanzada totalmente preparada para la operación de una Agrupación Aérea Táctica Expedicionaria.

En este ámbito y entre las actividades más destacadas se puede señalar además de la inserción paracaidista, la gran capacidad de la Unidad en el área de protección a la fuerza, con diverso material de defensa tanto terrestre como aérea basada en tierra, NBQR, desactivación de explosivos, así como los medios de apoyo al transporte aéreo.


En el ejercicio ha participado también el Ala 31, con un C-130 Hércules, desde el cual se ha realizado el lanzamiento paracaidista y una toma de máximo esfuerzo en la pista balizada por el equipo CCT. Se ha contado también con la participación del Ala 15 con dos cazas F-18, los cuales realizaron la simulación de un ataque aéreo para verificar la reacción del sistema de defensa aérea basada en tierra del EADA e igualmente ha participado un C-295 del Ala 35, gracias al cual se ha demostrado la capacidad de constituir una terminal aérea, tanto para carga como para personal.

Tras la fotografía de grupo con el personal de la Unidad y la firma en el Libro de Honor, la comitiva se ha trasladado a la ETESDA, donde el Príncipe de Asturias ha asistido a una conferencia del coronel director, Juan Carlos Martín Torrijos, en la cual se han explicado los principales cursos de especialidad que imparte esta Unidad, visitando a continuación el gimnasio y el aula de seguridad.


Tras la firma en el Libro de Honor, ha tenido lugar el saludo de las autoridades civiles entre las que se encontraban entre otros la presidenta de Aragón Luisa Fernanda Rudi Ubeda, la vicepresidenta de las Cortes de Aragón Rosa Plantagenet-Whyte y el delegado del Gobierno en Aragón Gustavo Alcalde Sánchez. La visita ha finalizado con unas palabras del JEMA y del Príncipe de Asturias.

fuente: Ejército del Aire.

 *a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…