Ir al contenido principal

Celebración del Día de las Fuerzas Armadas.

(EUROPA PRESS) - 
El Rey ha presidido este sábado en Valladolid la celebración por el Día de las Fuerzas Armadas. Aunque se ha servido de una muleta para acceder a la tribuna y abandonarla después, ha permanecido firme, en pie, sin ningún apoyo, durante los 45 minutos que se ha prolongado el acto, en el que se ha hecho un homenaje a la bandera y a los caídos.

El monarca llegó a la Plaza Mayor de Valladolid en coche, acompañado por la Reina y los príncipes, y fue recibido por unos tímidos aplausos de los cerca de 3.000 vallisoletanos que han asistido a la celebración. 

Le esperaban ya los ministros de Defensa, Pedro Morenés, e Interior, Jorge Fernández Díaz; el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y la cúpula militar, encabezada por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Fernando García Sánchez.

La "rapidísima" recuperación tras la intervención quirúrgica, en palabras de Zarzuela, ha permitido al monarca asistir a la celebración, aunque se han introducido algunos cambios en la organización del evento militar. Por ello, no ha pasado revista a la fuerza, y ha accedido por una rampa a la tribuna, desde donde ha recibido honores militares.

Sin embargo, después no ha necesitado de ningún apoyo y ha asistido a todo el acto en pie. Una vez finalizado, ha vuelto a servirse de la muleta para bajar de la tribuna por la rampa, y antes de entrar en el coche oficial se ha dirigido hacia los familiares de los fallecidos que han sido homenajeados y les ha saludado uno a uno. 

Los aplausos más fuertes se escucharon cuando saltaron desde un avión militar dos cabos de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA), que portaban una gran bandera española, de 39 metros cuadrados y 15 kilos de peso, que ha sido izada en un mástil situada en el centro de la plaza.

Después del saludo de los Reyes a las autoridades ha dado comienzo el acto institucional del Día de las Fuerzas Armadas con la incorporación de Banderas Coronelas de unidades que participaron en la Guerra de la Independencia. 

Acto seguido, los altavoces instalados en la plaza han amplificado el anuncio del homenaje a la bandera como un acto que "contribuye a la identificación del pueblo español con la nación y con los símbolos que representan a las Fuerzas Armadas", lo que ha despertado una salva de aplausos y gritos por parte de los espectadores más entusiastas.

EMOCIÓN EN EL HOMENAJE A LOS CAÍDOS

El ceremonial en memoria de los caídos ha suscitado emoción entre los asistentes, muchos de los cuales han unido sus lágrimas a las de los catorce familiares de los miembros de las Fuerzas Armadas fallecidos en acto de servicio en 2011 que han participado.

Al paso de la corona de laurel portada por dos cabos mayores del ejército del Aire y de la Armada, se ha escuchado el himno de 'La muerte no es el final' y los versos del poeta Martín Garrido: "Lo demandó el Honor y obedecieron; lo requirió el deber y lo acataron; con su sangre la empresa rubricaron; con su esfuerzo, la Patria redimieron".

Así, un llanto silencioso ha recorrido la Plaza Mayor hasta la aparición de los aviones de la 'Patrulla Águila', que han despertado los aplausos más sonoros de la celebración tras dibujar los colores rojo y gualda en el cielo.  

El acto institucional del Día de las Fuerzas Armadas ha concluido a las 12.40 horas con la retirada de los 620 militares participantes, el saludo que la Familia Real ha trasladado personalmente a cada uno de los familiares de los caídos, y una última y prolongada salva de aplausos por parte de los asistentes.


fuente: Europa Press.

 *a otra cosa mariposa...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.