miércoles, 27 de junio de 2012

El 801 Escuadrón SAR celebra las 100.000 horas de vuelo.

El día 1 de junio el 801 Escuadrón SAR celebró sus 100.000 horas de vuelo, un hecho histórico para cualquiera de las unidades que componen el Ejército del Aire. 

Todo comenzó un caluroso día de agosto del año 1954. En ese día se creó la 50 Escuadrilla de Salvamento, en el Aeródromo de Pollensa, y un año después, el Servicio de Búsqueda y Salvamento. Se estableció así en Mallorca una unidad aérea que ha sido el embrión del que ha surgido el espíritu por el que multitud de personas, con su trabajo, dedicación e incluso el sacrificio de su propia vida, han hecho del vuelo desde la isla una forma de ayuda al prójimo.



Todas estas horas se han alcanzado con los vuelos llevados a cabo por las distintas aeronaves que han pasado por esta unidad SAR desde sus comienzos: Grumman, Dornier, Heinkel, Augusta Bell, Superpuma… sustituidas hoy por los actuales H.19 Puma, D.3 Aviocar y D.4 VIGMA. Muchos de los militares y civiles que han colaborado en la consecución de este hito estuvieron presentes en las actividades conmemorativas.

Para dar mayor realce a la efeméride se aprovechó la celebración del Día de las Fuerzas Armadas para organizar varias actividades, en las que además de exaltar la conmemoración se celebró una Jura de Bandera por parte de personal civil, en la cual también participó personal militar en situación de Reserva o Retiro entre los que se encontraban antiguos miembros del citado Escuadrón. El citado acto estuvo presidido por el jefe del Ala 49, coronel Víctor Manuel Navarro Morales.


Tras el Acto de Exaltación de Virtudes Militares y la Jura de Bandera se tomó una emotiva fotografía compuesta por antiguos y actuales miembros del Escuadrón. En ella han tenido cabida distintas generaciones de pilotos y tripulantes, que durante la jornada de celebración de los actos tuvieron la oportunidad de compartir sabiduría, experiencia y las más peculiares anécdotas. 


El lema del 801 Escuadrón reza Vade et tu fac similiter (‘Ve y haz tú lo mismo’), tomado de la parábola del Buen Samaritano, y así lo ha percibido todo aquel que ha sentido la amenaza de la pérdida de su vida en el cumplimiento de su misión y consideran al SAR como esa última oportunidad de salvar la vida.

 
fuente: Ejército del Aire.

* @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada