miércoles, 25 de julio de 2012

Homenaje al infante de Marina Martín Alvárez, héroe de la ‘Batalla Naval de San Vicente’.

Durante ayer y hoy se han celebrado en la localidad de Montemolín (Badajoz), coincidiendo con el patrón de esta localidad, los actos de homenaje al granadero de Marina Martín Alvárez Galán (1766-1801), héroe de la Batalla del Cabo San Vicente (1797) a bordo del navío ‘San Nicolás de Bari’, y natural de esta localidad pacense.

Las celebraciones comenzaron ayer con un concierto a cargo de la unidad de música del Tercio del Sur de San Fernando (Cádiz)


A la ceremonia militar que se ha llevado a cabo hoy han asistido el Comandante General de la Infantería de Marina, general de división Pablo Bermudo y de Espinosa, y el presidente del Gobierno de Extremadura, Jose Antonio Monago, entre otras autoridades civiles y militares.

Durante el acto castrense se ha realizado un homenaje a los que dieron su vida por España y se ha interpretado la ‘Marcha Heroica’ , himno de la Infantería de Marina. El desfile de la fuerza ha puesto fin a este acto conmemorativo.

Los actos se han celebrado ante el monumento al granadero español, realizado con el hierro fundido de cuatro cañones donados por la Armada e inaugurado en 1938.

Marino de reconocido valor por el enemigo
El granadero Martín Álvarez ingresó en el año 1790 en el Noveno Batallón de Infantería de Marina. En 1797 formaba parte de la dotación del navío San Nicolás de Bari que participó en la Batalla del Cabo de San Vicente frente a la escuadra inglesa de los almirantes Nelson y Jerwis.

Iniciada la lucha contra el navío inglés ‘Captain’ del almirante Nelson, Martín Álvarez ocupaba el puesto de escolta de la bandera en la toldilla del buque español. El granadero arremetió contra los ingleses que trataron de arriar la enseña española. Sólo cuando no quedaba en pie ningún español, los británicos pudieron arriar el pabellón del San Nicolás de Bari.


Asombrado Nelson por su valor, ordenó que se envolviera al marino español en la bandera que tanto había defendido. Sin embargo, Martín Álvarez no había muerto. Los ingleses, asombrados por su bravura, respetaron su vida y lo curaron.

Una vez restablecido, se reincorporó de nuevo al servicio de la Infantería de Marina, donde sirvió hasta que murió por una enfermedad.


Por una Real Orden de 1848 se dispuso que hubiera perpetuamente un buque en la Armada con el nombre de Martín Álvarez. Por otra Real Orden de 4 de julio de 1878 se estableció que el nombre de Martín Álvarez figure constantemente en la nómina de revista de la Primera Compañía del Primer Batallón, sito ahora en el Tercio de Armada de San Fernando (Cádiz), nombrándole el coronel en la revista de comisario.
 

fuente: Armada española.

* @Lqt_blog y facebook.

1 comentario:

  1. Estoy orgulloso del comportamiento ejemplar de mi paisano Martin Alvarez Galan, y muy agradecido a la Armada española por este merecido homenaje.
    Gracias a todos los que lo han hecho posible.

    ResponderEliminar