lunes, 15 de octubre de 2012

Toma de posesión del nuevo jefe del Mando de Canarias.

El teniente general Juan Martín Villalón tomó posesión el 9 de octubre como jefe del Mando de Canarias (MCANA), en una ceremonia presidida por el JEME, general de ejército Jaime Domínguez Buj. El acto tuvo lugar en el Palacio de la Capitanía General de Canarias, situado en Santa Cruz de Tenerife, en presencia del presidente del Gobierno autonómico, Paulino Rivero, y el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, entre otras autoridades.

La ceremonia comenzó con una formación de honores en la plaza de Weyler, seguida de la lectura del Real Decreto de nombramiento en el patio central del Palacio. En sus palabras, el teniente general Martín Villalón destacó su satisfacción por el mando recibido y el reto que supone la próxima participación de unidades del MCANA en la misión de Afganistán. Además, animó a sus nuevos subordinados a continuar siendo ejemplo de efectividad, austeridad y gestión inteligente, aplicando la imaginación y la creatividad ante la actual limitación de recursos.

Igualmente, subrayó su compromiso de facilitar al máximo la colaboración con las autoridades e instituciones civiles del archipiélago, tanto para la prestación de apoyos recíprocos como para favorecer al máximo la relación con la población canaria. Finalmente, resaltó la singularidad del MCANA, que contribuye, junto con los Mandos Naval y Aéreo de Canarias, a hacer realidad la presencia permanente de España en el Atlántico y a facilitar posibles acuerdos de cooperación con otros países de la zona.

El teniente general Martín Villalón jura el cargo
El teniente general Martín Villalón jura el cargo (Foto:MCANA)

Su antecesor en el cargo, el teniente general César Muro Benayas, tomó posesión el 4 de octubre como jefe de la Unidad Militar de Emergencias. El acto estuvo presidido por el JEMAD, almirante general Fernando García Sánchez.


fuente: Ejército de Tierra.

* Estamos en Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada