martes, 13 de noviembre de 2012

El Cuartel General de Fuerzas Ligeras adquiere la Capacidad Operativa Inicial a nivel división.

El Cuartel General de Fuerzas Ligeras (CGFUL) ha finalizado con éxito el ejercicio "Redeo", en el que se ha puesto a prueba su capacidad para liderar una organización operativa de nivel división, de forma independiente o integrada en una estructura superior de tipo cuerpo de ejército o Mando Componente Terrestre (LCC). En este ejercicio, que ha tenido lugar del 6 al 11 de noviembre en el acuartelamiento "Teniente Muñoz Castellanos" de Madrid, se ha realizado la certificación de la Capacidad Operativa Inicial (IOC) del CGFUL como Cuartel General de nivel división.

La dirección del ejercicio "Redeo" ha correspondido al jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad (CGTAD), teniente general Rafael Comas. El CGTAD, con sede en Valencia, ha sido el responsable del planeamiento y la ejecución del ejercicio, así como de la evaluación de la IOC, por ser el único Cuartel General español con capacidad para constituir un puesto de mando de entidad cuerpo de ejército o LCC.

Se inyectaron cerca de 400 incidencias en el ejercicio
Se inyectaron cerca de 400 incidencias en el ejercicio (Foto:Iván Jiménez/DECET)

Cerca de 90 militares, tanto españoles como extranjeros, han llevado a cabo la labor de control del ejercicio, inyectando 400 incidencias de todo tipo, ante las cuales el Puesto de Mando del CGFUL debía reaccionar aplicando los procedimientos establecidos. En opinión del jefe del Estado Mayor Nacional del CGTAD, general Carlos Aparicio, ambos Cuarteles Generales estaban volcados en sus respectivos cometidos: "El CGTAD -afirmó- está traspasando su experiencia y dirigiendo el ejercicio, mientras que el CGFUL, que recibe esa experiencia, está adquiriendo la IOC y avanzando hacia la Capacidad Operativa Plena (FOC)"

Por su parte, 12 evaluadores procedentes de distintas unidades y centros del Ejército de Tierra, encabezados por el coronel Vicente Bravo, han sido los encargados de examinar la actuación del Puesto de Mando. "Nuestra labor consiste en evaluar el planeamiento inicial y operativo del ejercicio. No juzgamos si las decisiones que toma el CGFUL son las adecuadas o no, sino si sigue los procedimientos", señaló el coronel, que está destinado en la Escuela de Guerra del Ejército.

Unidad evaluada
Al frente de la unidad evaluada se encontraba el jefe de Fuerzas Ligeras, general Juan B. García Sánchez, para quien el ejercicio "Redeo" era el resultado de "un proceso largo de preparación", que debía culminar con la adquisición de la IOC. "Este ejercicio es muy flexible, puesto que comprende tanto acciones convencionales como acciones asimétricas, y la evaluación que se nos está realizando es muy completa", destacó el general. En su opinión, la IOC convertirá al CGFUL en "un Cuartel General de gran potencia, capaz de desempeñar sus responsabilidades tanto orgánicas como operativas". 

Desarrollo del ejercicio en el Cuartel General de FUL
Desarrollo del ejercicio en el Cuartel General de FUL (Foto:Iván Jiménez/DECET)

En el Puesto de Mando se encontraban militares destinados en el CGFUL y personal de aumento procedente del Mando de Artillería de Campaña, el Mando de Artillería Antiaérea, el Mando de Ingenieros, las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, la Brigada de la Legión, la Brigada Paracaidista y el Regimiento de Inteligencia nº 1. Este personal ha permitido completar aquellas capacidades de las que el CGFUL no dispone orgánicamente pero que necesitaría para su constitución, despliegue y empleo en operaciones de carácter nacional o multinacional.

Paralelamente, pero a cientos de kilómetros de distancia, un segundo Puesto de Mando, a cargo de la Brigada de la Legión (BRILEG), se encontraba desplegado en la base "Álvarez de Sotomayor" de Viator (Almería). Según el supuesto que se estaba desarrollando en el ejercicio, el CGFUL debía conducir una operación en la que participaban tres brigadas subordinadas, una de las cuales era la BRILEG. Las otras dos eran la Brigada Paracaidista y la Brigada de Infantería Mecanizada "Extremadura" XI, que estaban representadas mediante sendas células de respuesta.

Por su parte, la Brigada de Transmisiones ha aportado los sistemas de información y telecomunicaciones necesarios para proporcionar los servicios de voz y datos que han hecho posible el ejercicio "Redeo", en el que se han empleado centenares de teléfonos y ordenadores.


fuente: Ejército de Tierra.

* Estamos en Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada