Ir al contenido principal

El nuevo general jefe de la Fuerza de Protección de la Armada toma posesión del cargo este viernes.

CARTAGENA (MURCIA), 7 Nov. (EUROPA PRESS) - 

El nuevo General Jefe de la Fuerza de Protección de la Armada (GEPROAR), general de brigada Juan Manuel Orti Pérez, tomará posesión del cargo este viernes, 9 de noviembre, en una ceremonia que tendrá lugar a las 12.30 horas en el Tercio de Levante de la Infantería de Marina.

Ortí nació en 1955 en Andújar (Jaén), ciudad en la que cursó sus estudios iniciales. Ingresó en 1976 en la Escuela Naval Militar en el Cuerpo de Infantería de Marina y en 1981 recibió su despacho de Teniente, según informaron fuentes de la Armada en un comunicado.


Ha desarrollado su vida profesional fundamentalmente en unidades de la Fuerza de Infantería de Marina, donde ha ejercido el mando de Sección, Compañía y Batallón y ha ocupado el puesto de segundo Jefe de la Brigada de Infantería de Marina.

Como diplomado de Estado Mayor ha ocupado destinos en el Grupo Delta de la Flota, en el Tercio de Armada y en la Comandancia General de Infantería de Marina y ha sido profesor del Curso de Estado Mayor en la Escuela de Guerra Naval y en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional.

Participó en las Operaciones 'Charlie-Sierra' en Bosnia Herzegovina en 1996 y en la Operación 'Amanecer' en Albania en 1997. Además, ha estado destinado en Cartagena en dos ocasiones, en el Tercio de Levante y en la ya desaparecida Escuela de Formación de Cabos.

Antes de ser designado como Comandante de la Fuerza de Protección de la Armada se encontraba destinado en el Estado Mayor de la Defensa. El general Orti cuenta con diferentes condecoraciones nacionales y extranjeras.
------------
La Fuerza de Protección de la Armada (FUPRO) constituye una de los tres componentes de la Fuerza de Infantería de Marina y en concreto es la que tiene como misión garantizar la seguridad y protección del conjunto de Bases, Instalaciones, Centros, Organismos y personas de la Armada.

Se podría pensar que el infante de Marina que sirve en la FUPRO se limita a hacer guardias. Nada más lejos de la realidad. Las diferentes unidades de la FUPRO han destacado personal durante la misión en Bosnia y Herzegovina y mantienen a día de hoy diversos equipos embarcados en los buques de la Armada implicados en la lucha contra la piratería. Para todo ello se adiestran nuestros hombres y mujeres.


ORGANIZACIÓN
Las unidades que componen la FUPRO son las siguientes:
  • Tercio del Norte (TERNOR), basado en Ferrol (La Coruña).
  • Tercio del Sur (TERSUR), basado en San Fernando (Cádiz).
  • Tercio de Levante (TERLEV), basado en Cartagena (Murcia).
  • Agrupación de Madrid (AGRUMAD).
  • Unidad de Seguridad de Canarias (USCAN), basada en Las Palmas de Gran Canarias.
HISTORIA
La desaparición de la estructura territorial de la Armada, y con ello la de la figura de los Almirantes Jefes de las Zonas Marítimas obligó a que sus competencias en materia de Seguridad Física de las instalaciones Navales fueran transferidas al Mando de la Fuerza de Protección de la Armada, constituido el 15 de abril de 2004 por el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, y que establecía la Organización de la Fuerza de Protección. Esta FUPRO estaba formada por los antiguos Tercios y Agrupaciones que desplegados por nuestra geografía dependían de aquellos Almirantes Jefes de las zonas Marítimas.


Posteriormente, en el año 2006 se produce una nueva reorganización de la Armada y el AJEMA faculta al Comandante General de la Infantería de Marina a organizar la Fuerza de Protección de la Armada. 

La FUPRO, tal como la conocemos hoy, quedó constituida el 27 de febrero de 2007 (coincidiendo, por cierto, con el 470º aniversario del Cuerpo).


fuente: Europa Press.

* Estamos en Twitter @Lqt_blog y facebook.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…