Ir al contenido principal

La fragata `Almirante Juan de Borbón´ finaliza su participación en la Operación Active Endeavour.

La fragata `Almirante Juan de Borbón´ (F-102) ha regresado hoy a su base en Ferrol, tras su participación en la operación Active Endeavour, en aguas del Mediterráneo, integrada en la Segunda Agrupación Naval Permanente de la OTAN (SNMG-2).

El buque salió de Ferrol el pasado 21 de septiembre para realizar una fase de adiestramiento y certificación en aguas del Golfo de Cádiz, previa al despliegue. Entre el 17 y el 30 de octubre, la fragata participó en la operación ‘Active Endeavour’ con un helicóptero y un Equipo Operativo de Seguridad embarcados.


La operación Active Endeavour surgió como una de las medidas acordadas por la OTAN como respuesta inmediata a los ataques del 11 de septiembre de 2001. Desde el primer despliegue en octubre de 2001 ha evolucionado y actualmente, tiene como misión el apoyo a la detección, la disuasión y la protección frente a buques sospechosos de realizar actividades relacionadas con el terrorismo. 

La acción más relevante llevada a cabo por la fragata ‘Almirante Juan de Borbón’ durante su participación ha sido el abordaje, visita y registro del mercante ‘Sea Star’, de bandera de Togo el día 23 de octubre. Este abordaje es el primero que se realiza desde hace tres años en la operación y ha contado con el consentimiento del país de abanderamiento y del capitán del mercante.

Fragatas de la clase ‘Álvaro de Bazán’
La fragata ‘Almirante Juan de Borbón’ (F-102) es la segunda de la clase Álvaro de Bazán, construida en España. Las fragatas de esta clase son unidades especialmente diseñadas para la defensa aérea. Disponen del sistema de combate AEGIS, que le hacen ser uno de los buques tecnológicamente más avanzados de Europa.





· último 'Vida a bordo' día, 4 de noviembre de 2012. 
Continuamos navegando con rumbo puramente norte hacia tierras gallegas donde nos esperan nuestros seres queridos. Ya quedan solamente unas horas para que el sonido de nuestros motores se silencien durante una temporada en la que estemos en nuestro querido Ferrol.

A parte del nerviosismo generalizado por llegar mañana (hoy día 5) a casa, lo único reseñable en el día de hoy fue la entrega de premios que se realizó en cubierta de vuelo y en la que los ganadores de “play”, tute, mus y juegos varios, recibieran su merecido obsequio a manos del Comandante.

Dotación en cubierta de vuelo.

La historia más comentada hoy en las cámaras fue la que protagonizó ayer, Don Julio, bautizado como Marconi Corleone, junto con algún secuaz suyo de la radio, que “robaron” (mejor tomaron prestado por equivocación) un coche para hacer uno de sus recados en la Base Naval de Rota. 

Y esto por supuesto que tiene una explicación y es que Marconi o si lo prefieren “el Vaquilla”, se confundió de coche asignado al barco y sabe Dios a quién se lo cogió prestado. Don Julio “limítese a los hechos, no nos venga con otras historias.”

Después de la carrera tan apasionante de fórmula uno que tuvimos en la sobremesa, la gente ha aprovechado toda la tarde para hacer todas las maletas y guardar todos los regalos que tenemos preparados para nuestras familias.

Ya queda atrás ese 21 de septiembre que salíamos del Arsenal para realizar la Calificación Operativa y la Operación Active Endeavour. Nos sentimos de vuelta con la íntima satisfacción del deber cumplido y con las ganas enormes de abrazar a todos nuestros familiares que nos habéis estado echando de menos en la distancia. 

Esperemos que todos vosotros que nos habéis seguido en esta corta pero intensa navegación hayáis aprendido algo de lo que hacemos en la mar y si os hemos arrancado una sonrisa pues mejor que mejor. 


Atrás quedan las crónicas de las difíciles carreteras sicilianas, de la camiseta del Padrino Corleone que se compró nuestro querido D.Julio, de los temidos peluqueros que tiene la Fragata, de los culés y merengues del barco con sus consabidas frases celebres; Toca y vete, y la célula madridista se divide por vigilancias,  de los enanos y las alitas de pollo del Segundo Comandante. En definitiva del buen humor y del buen ambiente que existe en este barco borboniano.

Y sin más, desde la Fragata Almirante Juan de Borbón, hasta la próxima.


fuente: Armada española.

* Estamos en Twitter @Lqt_blog y facebook.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…