sábado, 29 de diciembre de 2012

Más de 35 horas de instrucción continuada en un ambiente hostil NBQ.

El Batallón de Cuartel General del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad (CGTAD) ha realizado una instrucción continuada de 36 horas en el Campo de Maniobras y Tiro de Bétera (Valencia), los días 18 y 19 de diciembre. Los participantes tenían que desplegar en un país extranjero envuelto en una guerra civil, en el que uno de los bandos contendientes poseía armas de destrucción masiva.

El principal objetivo de la instrucción ha sido la instalación y mantenimiento de dos puestos de mando de entrada inicial: uno, para la conducción de las operaciones en el nivel operacional para una Fuerza de Acción Conjunta (Joint Task Force) o una Fuerza Conjunta de Reacción Rápida (FCRR); y, el segundo, para un Mando Componente Terrestre (Land Component Command), ambos con protección colectiva completa NBQ (Nuclear, Biológica y Química) y los correspondientes servicios en un área de vida anexa.

Práctica de NBQ durante el ejercicio 
Práctica de NBQ durante el ejercicio (Foto:CGTAD)
 
En cuanto a la gestión de incidencias, se ha tenido que hacer frente a ataques químicos mediante nubes dispersas por artillería campaña o cohetes, alarmas repetidas en los sensores remotos por contaminación química con baja concentración, fuentes huérfanas radioactivas e incendios en el interior y exterior de las tiendas de los puestos de mando.

En total, han participado en el ejercicio 136 componentes (5 oficiales, 17 suboficiales y 114 militares de tropa). Entre las tareas individuales que se han llevado a cabo se encuentran reaccionar a las señales de alarma NBQ, ejecutar los procedimientos de vida en este tipo de ambiente, manejar las armas y el equipo correspondiente, así como realizar la descontaminación de urgencia y el procedimiento de paso por una estación de descontaminación.

El ejercicio se ha desarrollado en Bétera (Valencia)
El ejercicio se ha desarrollado en Bétera (Valencia) (Foto:CGTAD) 

Además, esta instrucción ha servido para el perfeccionamiento de procedimientos contraincendios y de evacuación, vigilancia NBQ alrededor del perímetro de los puestos de mando, activación de la protección colectiva NBQ de los puestos de mando -mediante presión positiva y control NBQ de los accesos-, monitorización de la presencia/ausencia de contaminación y, también, descontaminación de personal.

Ésta ha sido la primera vez que se han desplegado dos puestos de mando de esta entidad con protección colectiva NBQ.


fuente: Ejército de Tierra.

* Estamos en Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada