Ir al contenido principal

A Argentina se le hunden los buques en puerto, sólo 16 están en condiciones de navegar.

Ramy Wurgaft (corresponsal) | Buenos Aires www.elmundo.es

Ya no hace falta que los mandos navales golpeen a las puertas de la Casa Rosada para advertir sobre el deplorable estado en que se encuentra la flota de guerra. La sola imagen del 'Santísima Trinidad' yéndose a pique en la base de Puerto Belgrano es más elocuente que la tonelada de cartas que la Armada ha enviando al gobierno sin obtener otra respuesta que el oficinesco "se acusa recibo".

La foto que esta semana recorre las redes sociales muestra al destructor misilístico escorado sobre una banda y sostenido, como un anciano decrépito, por dos barcos pequeros. "Lo que no pudieron los torpedos de la Real Marina Británica y las tormentas en alta mar, lo está logrando el desinterés de un gobierno que se llama patriótico", comentó un ex tripulante del navío que encabezó la ofensiva sobre las Islas Malvinas. Desde la cubierta del Santísima Trinidad desembarcaron los comandos que ocuparon la casa del gobernador británico en la operación que dio inicio a la Guerra de Malvinas, en abril de 1982.


"Parece mentira que el buque insignia se esté hundiendo junto al muelle, por falta de presupuesto para mantenerlo a flote", dijo a ELMUNDO.es un oficial que combatió en el archipiélago. La agonía del barco de 14,3 metros de eslora, que en su época de gloria transportaba una batería de misiles superficie-tierra y dos helicópteros se debe a la rotura de una válvula de seis pulgadas. En circunstancias normales la avería se hubiera reparado en cuestión de horas. Ahora su salvación depende de los buzos que envió la Armada a tapar el boquete que se abrió en la banda de estribor y de los marinos que achican agua con baldes.

"Es un hecho tremendamente triste lo que le está pasando al Santísima Trinidad. Mantenía un recuerdo muy especial del buque y de toda la tripulación", comentó José Luis Trejo, su comandante durante el desembarco de Malvinas. Trejo no quiso culpar a nadie del estado de abandono del navío; sólo pidió que se destinen los recursos necesarios para recuperarlo y convertirlo en un museo flotante. El diputado Julio Martínez, en cambio, responsabilizó al gobierno de Cristina Kirchner por la "extinción" de la marina de guerra. "De los 60 navíos que llevan la insignia de la Armada, el año pasado solo 16 estaban en condiciones de navegar. Habrá que ver cuántas bajas se suman en el 2013", ironizó Martínez.


Si hablamos de ironías, el Santa Trinidad fue armado en Gran Bretaña poco después de la Segunda Guerra Mundial y vendido a la Argentina junto con su barco gemelo, el Hércules, en los años 60. Ambos son de la misma clase que los destructores británicos Sheffield y Coventry, que fueron hundidos por la aviación argentina en dos de los episodios más dramáticos de la Guerra de Malvinas.
Desde que atracó definitivamente en Puerto Belgrano, a finales de 1989, la única utilidad que ha tenido del ex buque escuela ha sido la de "donar órganos" (piezas de recambio) al Hércules, cuyo diagnóstico también es de carácter reservado.


fuente: El Mundo.

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Consejo de Ministros aprueba una nueva condecoración, la medalla de campaña

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se crea la medalla de campaña y se establecen los criterios generales para su concesión.
El objeto de la medalla es reconocer la participación de personal de las Fuerzas Armadas, así como en su caso, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de personal civil nacional y de personal militar y civil extranjero, en operaciones militares y campañas en el exterior, tanto en una coalición nacional como en el marco de organizaciones internacionales, siempre que no tengan ya asociada la concesión de una medalla específica.
La concesión de la medalla de campaña se basará en los tiempos de permanencia en zona de una misma operación (mínimo treinta días) o diez misiones de vuelo sobre la zona de operaciones, contabilizándose un máximo de una misión diaria. A efectos de dicha contabilización, será necesario que el personal haya sido designado o nombrado expresamente para la participación en la operación o campaña.

Tal como establ…

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…