sábado, 12 de enero de 2013

El 'Relámpago ya navega por el Golfo de Guinea.


El Buque de Acción Marítima (BAM) "Relámpago" navega ya en aguas del Golfo de Guinea, rumbo a Nigeria, una de las zonas calientes del planeta y clave para nuestra seguridad energética: el 25% del gas y el 10% del petróleo que importa España procede de las costas de nigerianas.

Precisamente esta nueva zona caliente de la piratería se ha convertido en prioritaria para la seguridad española, así lo dicta también la nueva Directiva de Defensa Nacional, presentada el pasado verano por el ministro Pedro Morenés. Según el International Maritime Bureau, "la piratería en el Golfo de Guinea se está convirtiendo cada vez más peligrosa (34 incidentes desde enero a septiembre de 2012), con un área de acción en Benin y Togo", además de Nigeria. Hay que recordar que fue en las cercanas aguas de Togo, a 200 millas marinas al sureste de Lomé, donde en septiembre de 2011 fue secuestrado el petrolero "Mattheos I", liberado tras once días de secuestro en los que los piratas aprovecharon para hacerse con un botín aproximado de 7.500 toneladas métricas de gasoil (propiedad de la empresa Consultores de Navegación).

Los ataques tienen habitualmente patrones cada vez más violentos, planeados para sustraer el petróleo que se transporta hacia Europa y fácilmente vendible en el mercado africano de estraperlo. Un ejemplo: "Togo reportó más casos de secuestros el pasado año que los cinco anteriores juntos".

La comunidad internacional ha de permanecer atenta a la evolución del problema en esta otra costa occidental africana si no quiere que se vuelva a repetir ataques "tipo Somalia": secuestro con petición de rescate, algo que todavía no ha acontecido en el Golfo de Guinea. 

mapa.jpg

Bien es cierto que en esta zona occidental africana (salvo el caso de Guinea Bissau) la probabilidad de que un Estado se convierta en fallido es menor, pero esto es África. Los procesos en materia de seguridad son impredecibles. EE.UU., Francia y Reino Unido ya tienen presencia en la zona. De ahí que España, no deba perder la vista a esta zona estratégica.

Volvamos a la misión española. El "Relámpago" (P-43), al mando del capitán de corbeta Antonio González del Tánago, zarpó en agosto desde Rota hacia las costas de Somalia, donde por primera vez la Armada desplegaba este tipo de patrulleros oceánicos en el contexto de la Operación Atalanta. Con el nuevo año (y habiendo participado anteriormente en un ejercicio en el Golfo Pérsico y pasado por Sudáfrica, Namibia o Angola) el "Relámpago" ya se adentra en otro de los momentos clave de su misión, antes de regresar el próximo mes a su base de Rota: el puerto nigeriano de Lagos. 

Después tocará el turno de Costa de Marfil, Mauritania y Cabo Verde, países claves también para la seguridad española (tráficos ilícitos e inmigración ilegal incluida). En apenas seis meses se habrán adentrado en el Mediterráneo, canal de Suez, Golfo de Adén, realizado su misión en Atalanta y navegado por toda África. 

relampago.jpg

Esta misión, además de un componente "comercial" (el BAM es uno de los productos más novedosos de la industria naval española), el interés español por la costa occidental de África es creciente. Prueba de ello son las participaciones de la Armada en otro tipo de misiones conjuntas con otras armadas como la estadounidense, hablamos del African Partnership Station.

Patrulleros como el "Vencedora", "Centinela" y "Cazadora" han participado el los dos últimos años en una iniciativa que quiere fortalecer las armadas de los países de la zona para evitar situaciones de inseguridad marítima. También infantes de Marina instruyendo a marinos de esos países aricanos.

Golfo de Guinea y Sahel también. Retengan esas dos zonas geográficas porque en los años venideros quizás sea donde España se juegue parte de su seguridad. Y ahora el "Relámpago" y sus 76 marinos se encuentran en el epicentro del problema. El 1 de febrero se le espera en su base de Las Palmas.


fuente: ABC

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada