jueves, 24 de enero de 2013

Tres insurgentes muertos en una operación de tropas afganas y españolas para favorecer el repliegue.

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) - 

Tres insurgentes han muerto en una operación desarrollada en los últimos días por tropas españolas y afganas en la provincia de Badghis, que tenía como objetivo contribuir a "mantener la actual situación de seguridad" en la zona de manera que "permita el repliegue" de las dos bases avanzadas de combate que mantiene España en esta región.

Según ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado, la operación se desarrolló durante dos días en el valle de Garmak, entre las localidades de Ludina (donde hay un puesto de combate) y Babulai, a lo largo de la ruta Lithium. Además de los tres insurgentes muertos, arroja un balance de un herido y un prisionero y diverso material inutilizado. 

El objetivo de la denominada operación 'Bold' era "seguir presionando" a la insurgencia, para "anular su capacidad de amenazar los núcleos de población en la provincia de Badghis". En los "dos días de combate" han intervenido dos compañías españolas, que han asesorado y apoyado a las Fuerzas Nacionales de Seguridad afganas (ANSF), tanto de su Ejército como de su Policía. 

Defensa pretende garantiar una "situación de seguridad" para el repliegue de los dos puestos avanzados esta primavera hacia la base principal en Qala-i-Naw, donde en la actualidad está el grueso del contingente español, y que también podría abandonarse a finales de este año, si las condiciones lo permiten, tal y como ha insistido el ministro, Pedro Morenés.  


"CRECIENTE LIDERAZGO DE LAS TROPAS AFGANAS"
   
Según ha explicado el Ministerio, la operación ha sido "un éxito" desde el punto de vista español, pero, lo que considera "aún más importante" es que "también las fuerzas afganas lo han considerado así". "La evidencia de su creciente liderazgo en las operaciones, que les llevará a ser autónomos en breve plazo, pasa por la necesidad de conseguir estos éxitos parciales", asegura el comunicado.

En concreto, destaca, que la integración de sus planes de fuego con las acciones de los helicópteros de ataque, la coordinación de movimientos por tierra, la sintonía entre los puestos de mando de distinto nivel y el flujo de información han producido la "lógica satisfacción" en los jefes de la 3ª Brigada del Ejército afgano y de sus asesores españoles. Esto indica, agrega, que "se están obteniendo los resultados esperados de mentorización del Ejército Nacional Afgano (ANA), que es el objetivo fundamental de la misión de las tropas españolas en Afganistán".

Durante la operación se han utilizado "con éxito" de los nuevos morteros embarcados que han viajado a Afganistán con la XXXII Agrupación ASPFOR, integrada principalmente por la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (BRILAT). En esta ocasión, el apoyo aéreo ha procedido de aliados de la OTAN, pero a partir de marzo las tropas españolas contarán con tres helicópteros de ataque 'Tigre', que viajarán a Afganistán en su primera misión real para apoyarles en el repliegue.


fuente: Europa Press.

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada