Ir al contenido principal

Vuelo inaugural del primer NH90 ensamblado en España.

(Infodefensa.com) Albacete - El programa NH90 de Eurocopter celebró el vuelo inaugural del primer helicóptero de este modelo ensamblado en su factoría española de Albacete. La entrega de este helicóptero, el primero que recibirán las Fuerzas Armadas españolas, está prevista para 2013.

El acto ha contado con la presencia de María Dolores de Cospedal, presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el presidente de Eurocopter, Lutz Bertling y el Consejero Delegado de Eurocopter España, Francisco Vergé, entre otras autoridades políticas y militares, informa la empresa.


“Hoy se he cumple un importante hito para el programa NH90, así como para Eurocopter España y para España, que con la producción de este helicóptero de última generación confirma una capacidad industrial y un saber hacer aeronáutico de primera línea”, declaró Lutz Bertling.

El impulso de Eurocopter España supone la participación de pleno derecho en todo el ciclo de vida de los helicópteros, desde el diseño, a los ensayos en vuelo y la certificación, la producción de aeroestructuras, la línea de montaje final y el soporte integral. La factoría de Eurocopter España, ubicada en Albacete es, además, una de las dos únicas plantas de fabricación del fuselaje delantero de este helicóptero.

Tras los dos prototipos de NH90 GSPA fabricados en Marignane (Francia), que se encuentran en España cumplimentado la campaña de calificación y certificación de la versión española, el NH90 GSPA03 será el primer helicóptero de este modelo que se entregará como parte del contrato firmado en 2006 durante el año 2013, en concreto a las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET).

El programa NH90 es el primero que, impulsado por la Secretaría de Estado de Defensa y gestionado por la DGAM, satisface a los tres Ejércitos, dotando a las Fuerzas Armadas de un avanzado sistema de transporte por helicóptero y tecnología con participación española, no sólo en la fabricación de helicópteros, sino también en la instalación de equipos de misión de guerra electrónica, equipos de simulación, bancos automáticos de gestión, ensamblado de motores, etcétera.

La variante española del NH90 cuenta con un motor General Electric CT7 8F5 de última generación ensamblados en la planta de Albacete de ITP, un sistema de comunicación personalizado y un sofisticado sistema de guerra electrónica desarrollado por Indra.

Asimismo, el NH90 español, cuenta con un “software” de aviónica desarrollado por la Oficina de Proyectos de Eurocopter España. Producido en dos versiones básicas –Transporte Táctico (TTH) y Operaciones Navales (NFH)– este helicóptero de la categoría de 11 toneladas ofrece una plataforma común para las misiones militares en tierra, mar o aire. Esta flexibilidad permite a los países racionalizar sus flotas de helicópteros, al tiempo que pueden organizar la formación y el soporte técnico a mayor escala, obteniendo una gestión flexible del personal y del equipo. Su amplia cabina, acceso rápido y capacidad de adaptación para una nueva misión, aseguran un eficiencia operacional en un amplio abanico de misiones.

Hasta la fecha, se han realizado 529 pedidos de NH90 por parte de 14 países, 418 de los cuales son para la versión (TTH). En este momento, hay en funcionamiento seis líneas de montaje final del NH90 en Francia, Alemania, España, Italia, Finlandia y Australia, bajo la dirección de la organización industrial paneuropea NH Industries, integrada por Eurocopter (62,5%), Agusta Westland (35%) y Fokker Aerostructures (5,5%).

Se han entregado 136 unidades del NH90 a las Fuerzas Armadas de los países contratantes y se han acumulado ya más de 41.000 horas de vuelo, encontrándose en servicio en escenarios de conflicto como Afganistán, donde ya ha sido desplegado con éxito por Italia y donde este año llegarán nuevas unidades procedentes de otros países.


fuente: Infodefensa.com

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en el "caso Alakrana".

La persecución y no captura de los corsarios que mantuvieron secuestrado durante 47 día al buque vasco ha generado todo tipo de comentarios –negativos, en su mayoría- sobre la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas. Unas opiniones que, a su vez, han despertado el malestar de quienes participaron en la operación, y en general de quienes conforman las Fuerzas Armadas españolas. “No nos pueden culpar de falta de preparación” comenta a El Confidencial Digital un miembro de la Unidad. De hecho, tal y como reconocía el coronel Hertfelder -al mando de la FGNE- en una entrevista con motivo del nacimiento del grupo, “estamos preparados para operaciones de rescate de rehenes y operaciones de abordaje con oposición”.La FGNE aglutina al Mando de Guerra Naval Especial, a la Unidad Especial de Buceadores de Combate y a la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería de Marina. El rescate del Alakrana fue su primera ‘prueba de fuego’. Tras más de un mes desplegados en el Índico, la vuelta a la …

96 años de la carga del Regimiento de Caballería Alcántara

LQT Defensa | Tal día como hoy hace 96 años, el Regimiento de Caballería Alcántara realiza las primeras cargas contra el enemigo durante el conocido como desastre de Annual, cubriendo la retirada de las tropas españolas. Durante el interminable día posterior, el 23 de julio, el Regimiento quedó a la práctica extinguido tras la muerte del 80% de sus 700 jinetes y la captura de otro 12%. 
91 años después, en 2012, fueron recompensados con la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.


Cómo aterrizar una aeronave de 100 millones de dólares sobre un montón de colchones viejos

LQT Defensa | Siempre se pueden encontrar cosas curiosas en el mundo de la aviación militar, y esta es una de ellas. ¿Cómo crees que hay que aterrizar un V-22 Osprey al que no le baja el tren de aterrizaje?
Aunque parezca cómico el procedimiento de los Marines de Estados Unidos en estas ocasiones indica aterrizar sobre 5 pilas de colchones viejos atados de seis en seis. Es la última opción del procedimiento de emergencia cuando el tren ha decidido no bajar de ninguna de las maneras.
Tres V-22 osprey de los Marines aterrizando con normalidad 
Esto fue lo que le pasó al Capitán Paul Keller durante una misión con su unidad, el Marine Medium Tiltrotor Squadron 165 desplegado en apoyo de la Operación Inherent Resolve, que centra sus esfuerzos en Irak y Siria.
Fue una noche de julio en la que el tren de aterrizaje decidió no bajar a cumplir su misión. Por suerte tenían suficiente combustible para seguir en el aire el tiempo suficiente para probar todo lo que el checklist de la aeronave indicaba…