lunes, 11 de febrero de 2013

Defensa planea trasladar el Mando de Operaciones al CG de la OTAN en Retamares.

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa estudia trasladar el Mando de Operaciones desde el centro de Madrid a las instalaciones del Cuartel General de la OTAN en Retamares (Madrid), que ha iniciado ya su proceso de desactivación después de quedar fuera de la nueva estructura de mando de la Alianza Atlántica. Parte de los terrenos que recuperará España antes de enero de 2014 serán asignados al Ejército de Tierra, que proyecta centralizar allí sus servicios de mantenimiento y abastecimiento.

La reforma de la estructura de mando aliada que aprobó la OTAN en junio de 2011 excluyó al Cuartel General de Retamares de la organización y, a cambio, otorgó a España uno de los dos Centros Combinados de Operaciones Aéreas (CAOC) de la nueva estructura. El centro se activó el pasado 1 de enero y fue inaugurado oficialmente esta semana por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, que presidió la toma de posesión de su jefe, el general Rubén García Servert.

Así, mientras el nuevo CAOC se activa, el Cuartel General de Retamares sigue el proceso inverso. Según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa, el calendario previsto de cierre comenzó el pasado 1 de enero; contempla que el 1 de julio de este año se desactive el Cuartel General y tiene el 31 de diciembre como "fecha límite para el cierre total" y la reversión a España de los terrenos e instalaciones.

EL PERSONAL, FUERA DEL CUARTEL EN AGOSTO

El personal español destacado en Retamares --un 30% del total de los alrededor de 400 efectivos que tenía el Cuartel, la mayor parte extranjeros-- puede pedir un nuevo destino desde el pasado 1 de enero y estará disponible a partir del 31 de julio de este año, a excepción de los que integren la comisión de cierre de las instalaciones, que permanecerán en su ubicación hasta el cierre total por parte de OTAN, a finales de este año.

Una vez cerrado, España dispondrá de las instalaciones y terrenos de Retamares que se asignaron a la Alianza Atlántica. En concreto, se trata de dos parcelas independientes, separadas por el Acuartelamiento 'General Calvancanti', donde se encuentra el Cuartel General de la Brigada de Sanidad del Ejército de Tierra.

Sólo una de estas parcelas está edificada y en uso por el Cuartel General aliado. Defensa está estudiando la posibilidad de trasladar a estos edificios el Mando de Operaciones, que comparte en la actualidad instalaciones con el Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa, en la calle Vitruvio de Madrid.

Según han indicado las fuentes consultadas, se está analizando el coste de este traslado, que cuenta con la ventaja de que no sería necesario realizar grandes adaptaciones en Retamares, antes de tomar una decisión definitiva.

ZONA SIN EDIFICAR

La otra parcela disponible sólo está urbanizada, ya que estaba destinada a instalaciones permanentes que no llegaron a construirse. Este terreno será asignado al Ejército de Tierra, que, según han indicado fuentes de Defensa, ya ha expresado su interés de utilizarlo para ublicar instalaciones logísticas del Plan de Nueva Organización del Apoyo Logístico, conocido como 'Plan Nogal'.

El Ejército de Tierra quiere dar este año pasos definitivos para la puesta en marcha de este plan, que fue elaborado a principios de 2005. El objetivo es reunir en una sola base, en Retamares, los 12 centros de mantenimiento y abastecimiento que el Ejército tiene en toda la geografía nacional.

Este plan supondría un ahorro de 16 millones de euros al año y un recorte de personal de 1.600 empleados, de los que casi 1.200 son militares, según ha explicado el Ejército de Tierra. El proyecto requiere una inversión de 324 millones de euros, para la que se están buscando fórmulas de colaboración público-privadas.

Fuentes militares consultadas por Europa Press han apuntado que ya existen ofertas por parte de empresas dispuestas a formar parte de este proyecto, que están siendo estudiadas con el Ministerio de Hacienda para ver el modo en que pueden concretarse. El Ejército de Tierra espera poder pasar a la fase de contratación entre 2013 y 2014.

La decisión de cerrar el cuartel de Retamares se tomó en junio de 2011, después de que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho aprobaran en la Cumbre de Lisboa de noviembre de 2010 adalgazar su estructura para pasar de 17 a nueve entidades y de 24.000 a 9.000 trabajadores.


fuente: Europa Press.

* Sígue la actualidad de Defensa desde Twitter @Lqt_blog y facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada